JLR: la gente no quiere vehículos eléctricos por ahora

ralfspeth009.jpg
ralfspeth009.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Las personas no están impresionadas con ello en este momento”, es la opinión de Ralf Speth, CEO de Jaguar-Land Rover, lanzada durante el congreso de novedades automotrices de Europa llevada a cabo en Birmingham, Inglaterra. Esto cuando se le cuestionó con respecto a la actual tecnología de baterías para autos eléctricos.

 

Además, calificó las baterías de última hornada como demasiado caras y demasiado pesadas, y que su oferta de potencia aún es demasiado baja. Esto podría explicar el por qué JLR no se ha subido al tren de las energías alternativas y porqué terminaron por matar el proyecto del superdeportivo con turbina híbrida, el C-X75 (segunda imagen). De hecho, la firma británica apenas acaba de introducir versiones híbridas en algunos modelos de Land Rover y estos no han llegado a Norteamérica.

 

Speth espera que "la próxima generación de baterías ofrezca más potencia relativa, menor peso y un costo más bajo", es decir, que el ejecutivo no hará que las marcas a su cargo oferten variantes eléctricas de momento, pero no dice “de esta agua no beberé”, eso, mientras las predicciones se cumplan en el mediano plazo.

 

Lo que no aclara es si JLR desarrollará su propia tecnología, o usará la de otro consorcio (Tesla y Ford ya están compartiendo sus desarrollos), ni tampoco cuándo será la fecha específica para que podamos pensar en un Jaguar o Land Rover eléctrico. Aunque no debemos descartar el primer escenario, Tata ha cuadriplicado el presupuesto de Investigación y Desarrollo de sus divisiones premium desde que las adquirió de Ford hace siete años. ¿Les gustaría ver un F-Type con motor eléctrico?

Los mejores vídeos