Jeep Cherokee 2.4: prueba de manejo

AU231-Jeep-Cherokee-1.jpg
AU231-Jeep-Cherokee-1.jpg
No hay lugar para aceleraciones dignas de elogios pese el buen escalonamiento de las primeras cuatro relaciones. El modo manual conserva la selección del engranaje hasta el corte de inyección; no cambia. Útil para rebases
 
En carreteras de montaña, su dirección eléctrica transmite fidedigna la mayor parte de la información de las ruedas directrices mientras la suspensión, con un calibrado firme, filtra bien y otorga una buena sensación del camino, sin asperezas. Sus frenos cumplen bien, con una trasera apenas nerviosa y distancias satisfactorias ocasionadas por neumáticos duros de muy buena calidad.
 
En las autopistas cumple mejor de lo apreciado. Su andadura es muy buena, no cansa y el habitáculo disfruta de una notable insonorización. En cuanto a la seguridad activa, discurre a varios artilugios y mecanismos antes vistos en autos premium.
 
Esta nueva Cherokee declara que su propósito son los usuarios amantes de la tecnología, la seguridad máxima antes que las pretensiones aventureras, asociadas al cliente tradicional de Jeep. Son otros tiempos y la demanda por SUVs light muy equipadas, domina. 
 
 
NOS GUSTA
Imagen audaz
Calidad de marcha
Nivel de equipamiento
 
NOS GUSTARÍA
Motor más potente
Caja proactiva
Versión 4x4
 

Resumen técnico

 

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 2.4 l

Potencia máxima: 184 hp a 6,400 rpm

Par máximo: 234 Nm a 4,600 rpm 

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, nueve velocidades

Tracción: Delantera

DIMENSIONES

Largo x ancho x alto: 462 x 185 x 167 cm

Distancia entre ejes: 269 cm

Cajuela: 412 litros

Tanque de combustible: 60 litros

Peso vacío: 1,712 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 19.65 s

Rebase 80 a 120 km/h: 11.06 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 45.8 m 

 
 
 
Los mejores vídeos