Hyundai Kona 2018, presentación

kona05.jpg
kona05.jpg

 

Por Edmundo Cano

 

Apenas unos días después de que su marca hermana Kia anunciara su SUV compacta Stonic, Hyundai revela su propia apuesta para este mercado, la muy anticipada Kona, que tiene como objetivo uno de los nichos más competidos en la actualidad, con bien establecidos rivales como Nissan Juke, Honda HR-V, y los más nuevos Jeep Renegade, Toyota C-HR y Citroën C3 Aircross. Comenzará a venderse en Corea el mes entrante, en Europa a finales de año y en América entrando el 2018.
 
 
Si bien Hyundai llega tarde al segmento, su arribo se da con un producto de estilo audaz dirigido a los automovilistas jóvenes. El tratamiento de luces dobles tanto al frente como atrás –con unidades de LEDs- y las protecciones inferiores en plástico negro características del segmento, combinan bien con su baja línea del toldo para ofrecer un look muscular y atrevido, respaldado por colores vibrantes y rines deportivos.
 
 
Si bien el diseño de la cabina es menos atrevido que el de su carrocería, es en el interior donde encontramos los puntos más fuertes del Kona, pues uno de sus argumentos de venta más firmes es la tecnología que ofrece a sus ocupantes. De entrada, el sistema de infotenimiento cuenta con compatibilidad para Android Auto y Apple CarPlay, Radio HD, y telemática 4G que se muestra en una pantalla central que puede ir desde las 5 hasta las 8 pulgadas, en donde también se muestra la cámara de reversa. 
 
 
En una primicia para el segmento, el Kona también ofrece la posibilidad de cargar en modo wireless un smartphone u otros dispositivos móviles, con un aviso del sistema para cuando el teléfono ha terminado de cargarse. También contará con un Head-Up Display que, en vez de proyectar información en el parabrisas, lo hará en una pequeña pantalla de vidrio desplegable, que se esconde en la parte superior del cuadro de instrumentos cuando no está en uso. La información proyectada en el desplegable incluye velocidad, instrucciones de navegación, datos del sistema de infotenimiento y mensajes de alerta de los sistemas de seguridad.
 
 
Esta es justo otra de las cartas fuertes del Kona, pues se ofrecerá con asistencia para colisiones frontales que detendrán el auto totalmente, de encontrarse un obstáculo que pueda ocasionar un accidente, y también de choques traseros, que funcionará cuando el auto vaya en reversa; también contará con asistencia para cambio y mantenimiento de carril, así como alerta de punto ciego, y para mantener la atención del conductor. Todos estos sistemas utilizarán cámaras montadas a ambos extremos del auto, así como un sistema de radar. 
 
 
El Kona estará basado en una totalmente nueva plataforma que compartirá con la Kia Stonic, con 4,165 mm de longitud, 1,800 mm de ancho y 1,550 mm de altura, y una distancia entre ejes de 2,600 mm. Un aspecto integral de esta nueva arquitectura es la incorporación de una suspensión trasera multibrazo, así como la optimización del espacio para que el sistema de tracción integral disponible en las  versiones más equipadas ocupe el menor espacio posible en el suelo del auto, lo que se traduce en mayor espacio para los ocupantes.
 
 
Las motorizaciones del Kona en la mayoría de los mercados en donde estará disponible, comenzarán con un L4 de 2 litros atmosférico que entregará 147 hp y 132 lb/pie de torque, acoplado a una caja automática de 6 relaciones, combinación que le permitirá alcanzar 100km/h en 10 segundos, y una velocidad tope de 194km/h. En el escalón siguiente se encontrará un 1.6 litros GDI turbocargado capaz de 175 hp y 195 lb/pie, respaldado por una caja de doble embrague de 7 relaciones, que le permiten llegar a 100 km/h en solo 7.7 segundos, en su carrera hasta una máxima de 210 km/h.
 
 
Para los mercados europeos también estará disponible el 3 cilindros GDI de 1 litro turbocargado de la marca, acoplado a una caja manual de 6 velocidades, y disponible solo con tracción delantera. Un motor1.6 litros a diésel arribará más adelante. También se ha confirmado una versión totalmente eléctrica del Kona que llegaría a finales del 2018, con un rango de más de 380 kilómetros.
 
Nuestros destacados