Hyundai i30 Fastback 2018, presentación

hyundaii30fastback201801.jpg
hyundaii30fastback201801.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Como si no fuera suficiente con la presentación del i30 N, Hyundai añade una variante más de carrocería a su familia de compactos, por lo que al i30 HB/Elantra GT, el Elantra Sedán y la i30 Tourer, ahora se suma el i30 Fastback.

 

 

Como el nombre indica, estamos ante un dos-volúmenes y medio o un cuasi-sedán con portón trasero. Mide 4.45 metros de longitud, con lo que resulta mucho más corto que el Elantra sedán (4.57 m), también es 3 cm más bajo (1.42 vs. 1.45 m), mientras que la distancia entre ejes es 5 cm menor (2.65 vs. 2.70 m).

 

 

El enorme medallón se extiende casi hasta el borde de la cajuela, rematada por un gran spoiler integrado, con lo que gana un perfil casi de Coupé (aunque afortunadamente la marca evita llamarlo “Coupé de cuatro puertas”). La suspensión trasera de paralelogramo deformable gana amortiguadores 15% más rígidos para lidiar con el peso extra y el diferente reparto de masas.

 

Tendrá un motor 1.6 litros a diésel con dos ajustes: 110 y 136 caballos, mientras que en gasolina la gama comprende un tricilindro 1.0 litros de 120 HP y un 1.4 litros de 140 caballos. De serie lleva una transmisión manual de seis velocidades, aunque con excepción del tricilindro, el resto de los impulsores cuentan con una transmisión de doble embrague de siete relaciones en opción.

 

 

Para Europa promete una dotación muy completa en materia de seguridad, como control crucero activo, detección de punto ciego, alerta de cambio de carril, luces altas automáticas, reconocimiento de señales de tránsito y frenado inteligente de emergencia con detección de peatones.

 

Está programado para iniciar ventas a inicios de 2018, con precios ligeramente superiores al dos volúmenes. No hay anuncio de venderlo fuera de Europa, lo que se antoja difícil en un nicho bien cubierto por el Elantra.

 

Nuestros destacados