Hyundai Elantra: prueba de manejo

AU234-Hyundai-Elantra-1.jpg
AU234-Hyundai-Elantra-1.jpg
En su manejo, tal como en el interior, el Elantra queda justo en el promedio de su segmento. La dirección tiene tres posibilidades de asistencia: Comfort, Normal y Sport. La primera es idónea para estacionar o maniobrar en espacios reducidos, las otras dos sirven para enfrentar un tramo revirado o una autopista a velocidades crucero. En ciudad rueda nervioso y en autopista gana finura sin ser del todo homogéneo. 
 
El buen desempeño se ayuda por la caja automática de seis velocidades, con un escalonamiento corto de primera a segunda al perder menos de 2,000 vueltas y una operación adecuada por suavidad y rapidez al utilizarla en modo manual. 
 
Los frenos son apenas los ideales para un uso moderado, con poco recorrido muerto y correcta dosificación. Al final las distancias, si bien consistentes, se mantuvieron en la media. 
 
Y es que así es fácil definir al Elantra, un auto en la media de sus rivales en muchos aspectos. Hace bien su tarea sin destacar en algún apartado en específico, una compra honesta y racional empacada en una carrocería que no pasa desapercibida.
 
NOS GUSTA
Ergonomía
Calidad de acabados
Motor bien aprovechado
 
NOS GUSTARíA
Mayor habitabilidad trasera
Marcha menos nerviosa
Frenos más efectivos
 

Resumen técnico

 

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 1.8 l

Potencia máxima: 145 hp a 6,500 rpm

Par máximo: 176 Nm a 4,700 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, seis velocidades

Tracción: Delantera

DIMENSIONES

Largo x ancho x alto: 455 x 177 x 144 cm

Distancia entre ejes: 270 cm

Cajuela: 419 litros

Tanque de combustible: 48 litros

Peso vacío: 1,307 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 18.85 s

Rebase 80 a 120 km/h: 9.51 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 43.22 m

Los mejores vídeos