Honda presenta el S660 en Japón

s660-04.jpg
s660-04.jpg

Por Edmundo Cano 

 

Honda por fin presentó oficialmente el pequeño S660, un roadster que entra en la categoría de “kei car” en Japón, un tipo de auto regulado en tamaño, cilindrada y potencia para quedar muy por debajo de los autos compactos en el tema de impuestos, que por allá son bastante altos. Sin embargo, todo lo demás es territorio libre, por lo que mientras se cumplan con esas estipulaciones, un kei car puede ser cualquier tipo de auto e incorporar toda la tecnología que una armadora pueda meter en el pequeño paquete, desde una diminuta pick up de carga con tracción total hasta un deportivo de motor medio, como en este caso.

 

El S660 porta un motor de 3 cilindros de 660 centímetros cúbicos –de ahí su  nombre- turbocargado montado en medio del auto, que genera 63 hp. La transmisión es una nueva caja de seis velocidades manual –o una CVT opcional- que envía la potencia a las ruedas traseras. El chasis y la suspensión están pensados para un manejo agresivo, así como las ayudas electrónicas como el sistema “Agile Handling Assist”, que no es otra cosa que un sistema de distribución de torque vía los frenos para optimizar la tracción del auto según la dinámica de manejo. Todo esto lo hace un coche que puede llevarse fácilmente al límite debido a que no tiene demasiada potencia, lo cuál no debería demeritar en absoluto la diversión al manejarlo.

 

Esa es precisamente la fórmula que Honda siguió cuando creó el Beat, un pequeño kei roadster que apareció en los años 90, justo en el boom de los deportivos de bolsillo japoneses. El S660 es, de hecho, un homenaje al Beat, y no sólo en concepto, pues se puede ver claramente que sus líneas están basadas en el microrroadster noventero, desde la elevada cintura hasta las calaveras horizontales. No iríamos tan lejos como decir que el S660 es un auto retro, pero la influencia del Beat es innegable.

 

Y así como el Beat, el S660 será ofrecido sólo en el mercado japonés, con un precio de introducción de unos 16 mil 500 dólares.

Los mejores vídeos