Honda piensa en revivir la denominación Passport

hondapassport01.jpg
hondapassport01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Durante la primera gran fiebre de las SUVs, allá cuando Ford lanzó la primera Explorer, cuando el público reclamó vehículos de gran despeje al suelo y los fabricantes respondieron con carrocerías sobre bastidor, para que al final todos se dieran cuenta que sus capacidades estaban sobradas, Honda lanzó la Passport.

 

 

Producida entre 1993 y 2002, la Passport derivaba de la Isuzu Rodeo (por aquel entonces, Acura también lanzó la SLX como un derivado de la Isuzu Trooper). Mientras que la Rodeo fue reemplazada por la Ascender, uno de los muchos hijos de la Chevrolet TrailBlazer (¿Recuerdan a la Saab 9-7 Troll-Blazer?), Honda trabajo en un sustituto monocasco, la Pilot, configuración que acabó imponiéndose dada su menor peso y consumo y mejor maniobrabilidad.

 

 

Ahora, Honda tiene bajo consideración revivir el nombre para un nuevo modelo. Si bien no rescataría el bastidor de escalera, sí lo haría con la configuración de cinco asientos, lo que la colocaría como un rival frontal de modelos como la Ford Edge, la Nissan Murano o la Hyundai Santa Fe Sport.

 

 

La pregunta que salta es ¿Realmente necesita Honda una SUV mediana de cinco asientos? La respuesta obvia parece ser “sí”, cuando las camionetas en general (SUVs, Crossovers, pick-ups) están aumentando sus ventas en Estados Unidos y otros mercados, mientras que sedanes y coupés no pasan por su mejor momento.

 

Al parecer, podría derivar directamente como una variante corta de la Pilot, con la que además compartirá motor. Si todo sale bien, podríamos conocerla a finales de año, en el Salón de Los Ángeles.

 

Nuestros destacados