Faraday Future congela proyecto de planta en Nevada

faradayfuture01.jpg
faradayfuture01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Desde hace un año, Faraday Future había anunciado una inversión de mil millones de dólares para establecer un complejo de 30 hectáreas en Nevada, que produciría hasta siete modelos derivados del FF 91 Concept, que había nacido como el “anti-Tesla” definitivo, con cuatro motores que daban una potencia combinada de 1,050 HP, un 0 a 100 km/h en 2.39 segundos y una autonomía de al menos 600 kilómetros.

 

Sin embargo, desde que inició el 2017 la compañía comenzó a adolecer de falta de capital dados los problemas de liquidez de su principal inversor, el consorcio chino LeEco. Esto ocasionó que el plan para la fábrica de Nevada se redujera a unas más modestas seis hectáreas y que LeEco abandonara el desarrollo del Aston Martin RapidE; y aunque Williams Advanced Engineering entró al relevo, el proyecto de la firma británica se retrasó a 2019.

 

 

Jia Yueting, magnate chino de las telecomunicaciones, dejó su puesto como CEO de LeEco para centrarse en Faraday, lo que hizo arreciar la presión de los acreedores sobre la empresa. Aunque el empresario pidió un voto de confianza para LeEco, la semana pasada un tribunal chino determinó congelar activos por un valor de 182 millones de dólares de la compañía como garantía, a lo que posteriormente se confirmó que también se congelaron acciones por un valor de 2,300 millones de dólares.

 

En Faraday afirman que todavía cuentan con derechos de propiedad sobre el terreno en Nevada, aunque las obras llevan varios meses paradas luego que los contratistas alegaron falta de pagos, sin embargo, aún cuentan con esperanzas de retomar las obras en algún punto futuro. Trascendió que han puesto a la venta su cede operativa en Silicon Valley como una forma de obtener capital.

 

Nuestros destacados