El R8 y el Huracán usarían cinco cilindros

lamborghinihuracan02.jpg
lamborghinihuracan02.jpg

En algunos países, como China, se establecen elevados gravámenes para autos con motores grandes, con motores potentes o con altos consumos.

 

En todos los casos resultan perjudicados los hermanos Audi R8 y Lamborghini Huracán; el primero ha gozado de números sanos en su primera generación con más de 26 mil unidades producidas (con precios de alrededor de dos millones de pesos); el segundo (más de cinco millones), ha ayudado a Lamborghini a establecer un récord de 2.530 unidades el año pasado.

 

Sin embargo, los números de ambos se constriñen bastante en el gigante asiático a causa de los impuestos; el Huracán tiene una etiqueta de salida de 4,290,880 yuanes… más de 10.5 millones de pesos.

 

Con 540 caballos en la versión “básica” del R8 y 610 en el R8 Plus y el Lambo, resulta difícil encontrar un equivalente en los motores pequeños del consorcio alemán, pero parecen haber encontrado la solución en un auto concepto que no estaba destinado a llegar a producción, el Audi TT Clubsport Turbo Concept de 600 CV.

 

El modelo de exhibición monta un motor cinco cilindros de inducción forzada que “adelanta” al futuro TT-RS y aunque se esperan unos 400 CV para el coupé de producción, en Audi y Lamborghini jugarán con diferentes combinaciones de turbos, supercargadores y turbos eléctricos para que el motor iguale las prestaciones del V10 atmosférico.

 

En Audi descartan tajantemente volver a montar un V8 en el R, podrían recurrir a un sistema híbrido, pero Peter Hollerweger, jefe de Quattro GmbH, señala que: "El problema con el impulso eléctrico es que este tipo de batería es mucho más pesada y la desventaja del peso de ésta tiene que ser contrarrestada por el aumento del rendimiento”. De concretarse el proyecto, no parece haber necesidad que estos motores lleguen a occidente.

Los mejores vídeos