El Hyperloop, también bajo el mar

hyperloopsubmarino2.jpg
hyperloopsubmarino2.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Elon Musk, creador de PayPal, SpaceX y Tesla presentó su último invento hace unos años: el Hyperloop, básicamente, una cápsula capaz de transportar personas y mercancías a través de tubos con aire a baja presión, lo que reduce la fricción y el gasto energético, el sustento de la cápsula y el impulso se da con aire a alta presión.

 

 

Recién conocimos la propuesta de crear puentes sumergidos sustentados por pontones flotantes en Noruega. Ni tardos ni perezosos, los responsables del Hyperloop ahora proponen combinar ambas ideas para el transporte de mercancías.

 

 

Así lo señala Peter Diamandis, miembro del consejo directivo de Hyperloop. Muchos puertos se saturan de barcos que llevan y traen mercancía, por un lado y por otro, algunas de estas embarcaciones son cada vez más grandes, como los buques petroleros, que no pueden acceder a algunos puertos y tienen que descargar en plataformas en el mar conectadas a tierra por cintas transportadoras o tuberías. La idea de los creativos de Silicon Valley es estandarizar estas plataformas, que se ubicarían a más de diez kilómetros de la costa, mientras que la mercancía se transportaría a cientos de kilómetros por hora a través de los tubos despresurizados.

 

 

Con esto no sólo se “limpiarían” las costas, los puertos podrían readaptarse para uso habitacional, mientras las mercancías son manipuladas a kilómetros de distancia, comenta Diamandis. La entrega final podría hacerse tierra adentro con túneles subterráneos.

 

Los encargados de Hyperloop ya están en pláticas con compañías de transporte. Aunque no será algo que suceda en el futuro inmediato, hace diez años una compañía que sólo vendiera autos eléctricos de lujo tampoco parecía algo que pudiera concretarse pronto. El primer Hyperloop será funcional en 2020.

 

 

Los mejores vídeos