El Ford GT requerirá de trato especial

fordgt201742.jpg
fordgt201742.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Quizá alguien en Ford pidió que cuidaran con el mayor mimo posible el desarrollo de la tercera generación de su superdeportivo de motor central, lo que al parecer algunos se han tomado muy a pecho.

 

No siempre es fácil que una agencia se pueda establecer como un distribuidor y centro de servicio autorizado de algunos modelos especiales de ciertas marcas. Esta es una de las razones de la tardanza en la llegada del Nissan GT-R, por señalar un ejemplo.

 

Para el coupé en cuestión, el Ford GT, la marca pide requisitos como una sala exclusiva para los servicios del auto, que además deberá de cumplir ciertos estándares de limpieza, mientras que los técnicos (también exclusivos), deberán aprobar un curso de capacitación impartido por Multimatic, la empresa canadiense encargada del ensamble del deportivo.

 

 

En la mencionada sala sólo se podrán llevar a cabo servicios de mantenimiento. Para reparaciones menores, un técnico de Multimatic se trasladará a la casa del propietario (que deberá tener una cochera cerrada), mientras que para reparaciones mayores, el auto deberá ser devuelto a la fábrica, para lo que el distribuidor deberá de contar con un remolque especial para llevar y traer al GT, así como herramientas especiales. Todo el movimiento será controlado por un gestor especialmente designado que mantendrá al tanto al dueño en todo momento del estado del vehículo.

 

Se calcula que los gastos, incluyendo la capacitación, podrían alcanzar un costo de 50 mil dólares, costo que en parte será absorbido por el propietario, que tendrá que desembolsar unos 400 mil dólares por el auto, más el costo de los servicios. Quizá este nivel de atención sea desacostumbrado en una marca generalista, pero al parecer en Ford quieren demostrar que el GT está a la altura de lo mejor del mundo.

 

 

Los mejores vídeos