El Dodge Charger sería objeto de un ‘downsizing’

dodge-charger-2015-1600-3f.jpg
dodge-charger-2015-1600-3f.jpg

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

 

Aunque la actual generación del Dodge Charger data de 2011, el sedán más grande que ofrece la marca estadounidense aun emplea la plataforma LX de su antecesor, la cual debutó por primera vez en el mercado en 2005.

 

Según algunos rumores, tal parece que los ingenieros de FCA están considerando emplear en la próxima generación del Charger una versión alargada de la nueva plataforma de propulsión posterior diseñada para el Alfa Romeo Giulia. Gracias a ello, conservará unas dimensiones similares a las del auto actual, aunque su diseño puede adoptar algunos detalles del auto conceptual homónimo de 1999.

 

El cambio de plataforma tendrá una repercusión positiva en el peso total del auto, el cual disminuiría unas 460 libras (casi 209 kg), por lo cual el peso vacio del Charger podría estar en el rango de los 1,600 kilos (poco más de 3,500 libras).

 

Al mismo tiempo, existe la posibilidad que el nuevo Charger tenga bajo su cofre el inédito motor Hurricane de cuatro cilindros y dos litros, del cual se espera que produczca 300 HP con la ayuda de un turbocargador y debute en la próxima generación del Jeep Wrangler. Todavía no se han anunciado detalles específicos del gama de motores.

 

Inicialmente, la compañía tenía previsto introducir un Charger completamente nuevo en 2018, pero al parecer dichos planes se retrasaran hasta la próxima década, pues existe interés en someter al actual modelo a un facelift adicional, que al parecer llegará al mercado en 2019. 

Los mejores vídeos