El Chevrolet Cruze, con motor diésel

chevroletcruzehatch201701.jpg
chevroletcruzehatch201701.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El Cruze es el modelo global de General Motors por excelencia, así lo confirma su oferta en más de 40 países bajo diferentes denominaciones (Holden y, en años anteriores, Daewoo) y casi tres millones y medio de unidades vendidas. No es de extrañar que además, al compartir base con los Opel Astra y Antara, pueda acomodar una amplia variedad de mecánicas que se acoplen a los gustos y necesidades de cada mercado.

 

Es por ello que desde su lanzamiento, al menos para Estados Unidos, se prometió que eventualmente se ofrecería una mecánica a diésel. Ahora se confirma esta opción motriz, de la que no se dan de momento detalles de especificaciones, aunque se señala que será un cuatro cilindros de 1.6 litros (en la generación pasada se ofertó con un 2.0 litros) y se podrá acompañar de una caja manual de seis velocidades, o una automática de nueve relaciones. Un motor parecido ofrece en la Equinox –para Estados Unidos- 136 HP y 236 lb-pie de par (320 Nm).

 

El motor diésel estará disponible tanto en el sedán  como el hatchback, con lo que GM busca posicionarse como líder en el uso de este combustible tras el tropiezo de Volkswagen, pues el compacto se une a sus vehículos de carga (Silverado, Colorado) y la mencionada Equinox. Dado que la variante del Cruze para la Unión Americana se fabrica en Ohio, y la destinada a México en Ramos Arizpe, luce complicado el arribo de esta versión, más cuando seguimos esperando el hatchback (en Coahuila sólo se arma el sedán). Las ventas comenzarán a inicios del siguiente año.

 

 

Los mejores vídeos