El Cadillac ELR no tendrá sucesor

cadillacelr201437.jpg
cadillacelr201437.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

En el año 2009, Cadillac presentaba en el NAIAS de Detroit uno de los representantes más extremos de su lenguaje de diseño Art & Science: el Converj; aunque en su momento parecía complicado que algo con ese perfil llegara a las calles, un año después se confirmaba que iría a producción, lo que se concretó en 2013.

 

Para ello, General Motors echó mano de la plataforma de su primer modelo ecológico de gran volumen, el Chevrolet Volt, aunque con una propuesta más acorde al escudo de Cadillac: 233 hp y 373 lb-pie, con una autonomía eléctrica de 60 kilómetros y un rango total (con el motor endotérmico auxiliar) de 550 kilómetros.

 

Pese a ello, su precio base de 57,500 dólares (1.2 millones de pesos) más impuestos, mayor al de un gran CT6 básico, lo ha mantenido bajo en ventas; sumando los años modelos 2013 a 2015 se han vendido menos de 2,500 unidades, por lo que a diferencia del Volt, el ELR ha estado en la cuerda.

 

Pienso seguir admirándolo como uno de los autos más bellos sobre cuatro ruedas. Pero no tenemos previsto una mayor inversión para él", señala Johan de Nysschen, CEO de Cadillac, lo que prácticamente confirma que el modelo no tendrá sucesor; se podría seguir ofertando la generación actual hasta 2018. Esta acta de defunción anticipada se suma a las del Hyundai Azera, el Chrysler 200, el Dodge Dart y el Ford Ka europeo.

Nuestros destacados