El BMW 507 de Elvis Presley vuelve a la vida

bmw507elvis03.jpg
bmw507elvis03.jpg
 
Por Edmundo Cano
 
 
 
Un auto verdaderamente histórico y significativo está a punto de resurgir luego de permanecer décadas en las sombras, nada menos que el BMW 507 Roadster 1957 que Elvis Presley, el rey del rock n' roll, condujo mientras estuvo destacado en Alemania con la Armada de los Estados Unidos. 
 
Elvis lo compró “usado”, pues el auto era la unidad de muestra del Salón de Frankfurt, y luego pasó a ser propiedad del piloto Hans Stuck, quien participó en varias carreras con él. Elvis se lo llevó a los Estados Unidos cuando regresó de sus deberes militares y allá cambió su color del blanco original a un rojo intenso, porque se cansó de que las chicas le dejaran mensajes en lápiz labial con su número telefónico. Luego de un par de años, lo vendió y pasó por varios dueños hasta terminar con Jack Castor, quien lo adquirió en 1968 y fue su dueño hasta su redescubrimiento en 2014.
 
El auto había estado en un granero por más de una década, y estaba en pésimas condiciones, le faltaba el motor original, pues en algún momento de su vida había recibido un V8 de origen Chevrolet. El interior estaba hecho trizas, y el tablero entero se había perdido, pero en general era un candidato sólido para una restauración. BMW Classic adquirió el auto y los últimos dos años lo ha restaurado sin reparar en gastos o esfuerzos, conservando y reacondicionando todas las piezas originales que pudieron ser salvadas, y consiguiendo un motor V8 original de otro 507, el cual fue perfectamente restaurado y funciona al cien por ciento.
 
El resultado de este increíble esfuerzo de restauración debutará en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, el 21 de agosto, donde BMW Classic mostrará también varios otros clásicos de su extenso acervo para celebrar el centenario de la marca.
 
 
 
 
Los mejores vídeos