Dodge Grand Caravan 2017: lanzamiento en México

dodgegrandcaravan01.jpeg
dodgegrandcaravan01.jpeg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Recién conocimos a la Chrysler Pacifica, la última representante de la marca en su larga estirpe de minivanes.

 

Su nivel de tecnología, innovación, acabados y uso de materiales no sólo la colocó al frente de su segmento por propuesta, también por precio, más en nuestro país donde llegó en una única versión con un costo que, al momento en que se redactan estas líneas, ronda los 860 mil pesos.

 

 

Dado que se manejó en su momento que el lugar de las minivanes de acceso en la gama americana de FCA sería ocupado en cierta forma por la Dodge Journey, cabría esperar que eventualmente la Pacifica presentase versiones más accesibles, quizá un nuevo derivado menos representativo bajo el sello Dodge o incluso que renunciasen a competir en dicho estrato, pero han encontrado una solución mucho más simple, por lo menos en el mediano plazo.

 

Rescatan el último vestigio de la mítica triada conformada por la Chrysler Town & Country (denominación que efectivamente, desaparece en favor de la Pacifica), Plymouth Voyager (misma que conocimos bajo las marcas Dodge y Chrysler) y Dodge Caravan, que fungirá como superviviente y resulta inédita como tal en nuestro mercado, aunque en muchas ocasiones se distinguió de sus hermanas apenas por un cambio de logo.

 

 

Denominaciones aparte, para nuestro país la Dodge Grand Caravan se presenta en su quinta generación, es decir, básicamente la misma con la que conocimos a la T&C desde 2008. Con tres niveles de acabado, todas contarán con siete plazas, espacios de carga bajo el piso, siete bolsas de aire, control electrónico de estabilidad, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, monitoro de presión de llantas, capacidad de carga de hasta 4,049 litros con todos los asientos abatidos y un motor V6 3.6 litros Pentastar de 290 HP y 290 lb-pie de par, acoplado a una transmisión automática de seis velocidades.

 

La variante de acceso, SE, cuenta con guantera dual, aire acondicionado de tres zonas, espejo electrocrómico, espejo para vigilar las plazas traseras, segunda fila en disposición 60/40, rieles en el techo, retrovisores y cristales eléctricos delanteros y rines de acero de 17 pulgadas. El grado SXT agrega puertas laterales y portón trasero de accionamiento eléctrico, cristales eléctricos traseros, encendido remoto de motor, asientos de la segunda fila tipo capitán, rines de aluminio de 17 pulgadas, sistema Uconnect, Bluetooth, puerto USB, sistema multimedia MyGIG con pantalla de 6.5 pulgadas y 28 GB de memoria, cámara trasera y sistema de entretenimiento con DVD y audífonos inalámbricos.

 

 

La más equipada, SXT+, añade manijas al color de la carrocería, detalles cromados, viseras iluminadas, faros de halógeno automáticos, faros de niebla, climatizador, asientos del conductor y pasajero eléctricos y calefactables, vestiduras de piel, volante calefactable, asistente de reversa, sensor de punto ciego y detector de tráfico cruzado.

 

La Dodge Grand Caravan estará disponible en cinco colores: azul Jazz, blanco brillante, rojo Velvet, plata metálico y gris granito cristal (sí, los mismos de la Pacifica), con los siguientes precios:

 

SE: $469,900        

SXT: $529,900

SXT+: $599,900

 

 

Nuestros destacados