Dispositivo accedería a teléfonos en caso de accidente

manejartelefonocelular2.jpg
manejartelefonocelular2.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

La empresa israelí CelleBrite está trabajando en un dispositivo que determinaría si los conductores implicados en un accidente hacían uso de su smartphone en los momentos previos al siniestro, de acuerdo a una solicitud del estado de Nueva York.

 

Conocido como “Textalyzer”, algo así como analizador de texto (en Estados Unidos al Alcoholímetro se le conoce como Breathalyzer, analizador de aliento), la firma especializada en extracción de datos contaría ya con la tecnología para “acceder” a los teléfonos inteligentes, aunque se hallen bloqueados, y determinar cómo y cuándo se realizó la actividad reciente.

 

Aunque la legislación que permita a las autoridades acceder a la información personal de los usuarios de teléfonos está pendiente de aprobación, de ser el caso, otras empresas también podrían presentar propuestas de software similar. De aprobarse, la ley pretende que si un implicado en un accidente se niega a que su teléfono sea revisado por el Textalyzer, su licencia de manejo sea inmediatamente revocada. Se estima que diariamente mueren nueve personas y más de 1,153 resultan heridas a causa de conductores distraídos, tan solo en la Unión Americana.

 

 

CelleBrite alcanzó resonancia cuando se le mencionó como la responsable de desbloquear para el FBI el iPhone del francotirador de San Bernardino, California, que a finales del año pasado se cobró la vida de 14 personas al comenzar un tiroteo sin razón aparente, aunque los últimos informes parecen indicar que fue obra de un grupo de hackers de “sombrero gris”.

 

El FBI buscó ayuda de empresas externas luego que Apple se negara a desbloquear el equipo, pues la empresa de telecomunicaciones considera que sentaría un precedente que pondría bajo amenaza el derecho a la privacidad de sus clientes, ya que de proporcionar a la oficina de investigación un código para acceder a sus dispositivos tal como les fue solicitado, además de ir en contra a décadas de avance en materia de seguridad, no hay garantía que dicho código no termine eventualmente en malas manos o su uso vaya más allá de lo legal por parte de las autoridades. La pretendida legislación podría abrir un debate análogo.

 

Los mejores vídeos