Dictan arraigo contra presidente de Honda México

hondaffit201891.jpg
hondaffit201891.jpg
Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).   Desde inicios de año, Honda de México dio por terminada su relación comercial con dos agencias ubicadas en Monclova y Piedras Negras, Coahuila, con lo que se emitió en el mes de junio una orden judicial para que se retiraran los logotipos de la marca de las instalaciones, al mismo tiempo que dejaron de surtirles unidades.  

  Ante esto, Grupo Bellavista, encabezado por el empresario coahuilense Jorge Lozano del Bosque y dueño de ambas distribuidoras, reviró y entabló una demanda -con número de expediente 1231/2018- contra Honda en Guadalajara, donde se encuentra la sede del grupo empresarial mexicano.   Grupo Bellavista sostiene que la filial mexicana de la armadora japonesa no sólo rescindió de manera unilateral su relación comercial iniciada en 2001, sino que además lo hizo de forma anticipada e injustificada, por lo que declaran daño moral y prejuicios hasta por 40 millones de pesos.  

  El grupo empresarial mexicano sostiene que sus agencias presentan “índices de desempeño y ventas que han sido cumplidos de manera sostenida” pese a “exigencias inalcanzables, como aumentar 200% el número de unidades vendidas al año”, además que afirman que Honda los presiona a vender sus operaciones a United Auto por sólo un 60% de su valor real, a instancias del director comercial de Honda, Edgar Pacheco.   Guillermo Siordia Romero, juez quinto de lo mercantil en Guadalajara, emitió una resolución parcial donde ordenó que, de manera provisional mientras se resuelve el juicio, Honda reinicie relaciones comerciales con Bellavista y le provean de insumos y productos, misma que no fue atendida por la marca, por lo que cayó en desacato y se giró una orden de arraigo en México para el presidente de la filial, Hiroshi Shimizu, para que éste siga el proceso y además fijó una fianza de un millón de pesos en garantía.  

  “De resultar favorable la determinación judicial para el distribuidor coahuilense, sentará un histórico precedente en el negocio automotriz mexicano y permitirá a Lozano obtener un precio justo por la venta de su negocio”, señala Grupo Bellavista.   “Rechazamos, categóricamente, dichas acusaciones y reiteramos que Honda de México siempre ha sido respetuosa de las leyes mexicanas y de sus autoridades”, indicó la filial local de la marca.  

  Falta aún mucho para conocer la resolución definitiva de este caso particular, aunque ya varias voces están realizando juicios premeditados y haciendo una generalización apresurada hacia toda la industria automotriz.  
Nuestros destacados