Detalles del próximo Chevrolet Camaro Z/28

chevroletcamaroz28201401.jpg
chevroletcamaroz28201401.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Imaginen un Camaro de quinta generación con un agresivo paquete aerodinámico funcional con un difusor frontal no apto para los topes de la ciudad de México, salpicaderas ensanchadas, alerón trasero más grande, volante en “D”, asientos Recaro tipo cubo, filtro de aire K&N con especificaciones de competencia, tubos de escape gemelos sobredimensionados, caja manual Tremec TR6060 de seis velocidades, rines de 19 pulgadas con neumáticos Pirelli PZero Trofeo R, frenos carbonocerámicos Brembo con pinzas de seis pistones delante y cuatro atrás y un ahorro de peso de 140 kilogramos al prescindir de elementos como la llanta de repuesto o el aire acondicionado.

 

Añadan como cereza del pastel un motor atmosférico V8 LS7 Small Block de 7.0 litros con 505 HP y 481 lb-pie de par ¿Les gusta como se oye? No se lo imaginen, Chevrolet lo construyó y lo lanzó a la venta en 2014 a un precio de 75,000 dólares (1.3 millones de pesos al cambio actual), recuperando de paso una nomenclatura histórica que nació en 1967: Z/28. Curiosamente, no era tan rápido como un ZL1 en rectas, pero en curvas resultaba un auto ideal para pista. Lamentablemente nunca llegó a México.

 

Trasladándonos a 2016, recién se acaba de presentar la sexta generación y ya se han visto rodando mulas de pruebas de una preparación más radical, que muy seguramente volverá a recuperar la histórica denominación. Al parecer contará con escapes duales a cada lado, mientras que conservará la aligerada y desprovista cabina dominada por asientos Recaro, así como los frenos Brembo.

 

Aunque no se han dado detalles sobre el motor, la opción lógica parece ser el V6 3.6 litros biturbo de su hermano de plataforma el Cadillac ATS-V, ajustado para rendir más de los 464 HP y 445 lb-pie de par, aunque podría conservarse la opción de V8 atmosférico para los puristas más acérrimos. Agregaría una suspensión de ajuste más deportivo, diferencial de deslizamiento limitado y barras estabilizadoras especiales. Podríamos verlo a inicios del 2017, en Detroit o Nueva York.

Los mejores vídeos