Demanda por botón de encendido

one_click_engine.jpg
one_click_engine.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

28 consumidores de los Estados Unidos han entablado una demanda (aunque los abogados han pedido estatus de demanda colectiva por si más personas desean añadirse) contra diez de los principales fabricantes de autos por el “riesgo oculto de intoxicación” que acarrea el monóxido de carbono emanado de 5 millones de vehículos equipados con el sistema de botón de encendido y apagado.

 

Según consta en el caso presentado ante un tribunal Federal de Los Ángeles, el exceso de monóxido de carbono y el consecuente riesgo de envenenamiento, podría darse por el “defecto” ocasionado cuando el propietario abandone su vehículo encendido en una cochera, llevándose la llave electrónica con él, con la creencia errónea que ante la ausencia del mando a distancia el motor se apagará solo (algo que de todos modos pasaría eventualmente al agotarse el combustible).

 

Según los 28 demandantes, este tipo de siniestro se habría cobrado ya la vida de 13 personas además de haber provocado múltiples lesiones, por lo que responsabilizan a las marcas por no advertirles de este riesgo. A decir de ellos, podrían acabar con este problema instalando un dispositivo de bajo precio que apague el motor cuando esté funcionando de modo inadvertido; aunque algunos modelos de marcas como Nissan ya tienen sistemas parecidos que apagan el auto tras unos minutos de ausencia de la llave (corroborado por el equipo de pruebas de AP); además que otros fabricantes añaden una advertencia sonora que avisa cuando el conductor abandona el vehículo mientras permanece encendido.

 

Aunque el caso parece derivar de una falacia lógica (si para arrancar el motor se necesita la llave de manera presencial; luego entonces, si no está la llave, el motor se apaga), habrá que esperar el curso que lleva el juicio, pues si bien el sentido común nos dice que no prosperará, recordemos que el sistema jurídico estadounidense (Common law) es muy diferente al que se usa en México (perteneciente a la familia romanista), por lo que queda abierto a muchas interpretaciones; aunque los manuales de usuarios en Estados Unidos especifiquen que para apagar el motor haya que pulsar el botón de nuevo…

 

Entre las marcas demandadas de encuentran: BMW, Daimler, Fiat-Chrysler, Ford, General Motors, Honda, Hyundai, Nissan, Toyota y Volkswagen, que hasta ahora no han emitido declaraciones al respecto.

Los mejores vídeos