Continental trabaja en un sistema de advertencia de acuaplaneo

continentalaquaplaning01.jpg
continentalaquaplaning01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El acuaplaneo (o aquaplaning, si gustan de los anglicismos), es un fenómeno que se presenta cuando las llantas giran demasiado rápido sobre una superficie con mucha agua y los surcos del neumático no alcanzan a evacuar el exceso a tiempo, con lo que la rueda termina “flotando”, con una peligrosa pérdida de adherencia subsecuente, algo a tomar en cuenta ahora que comienza la época de lluvias.

 

 

Por ello se han desarrollado neumáticos cada vez más eficientes en los que respecta a drenar el agua, especialmente los de verano, recomendables para suelo seco y húmedo (mucho más recomendables que los multiclima en zonas donde no hay nieve, aunque ciertamente son más caros), pero la llantera Continental se propone ir un paso más allá en el marco de la iniciativa Vision Zero Accidentes.

 

Actualmente se encuentran desarrollando un sistema que echa mano de sensores en los neumáticos así como de cámaras distribuidas alrededor del auto para que un software específico monitoree las condiciones del camino y de ser el caso detecte un inminente acuaplaneo, emitiendo una alerta al conductor.

 

 

El sistema analiza los diferentes tipos de salpicaduras de agua que emanan de los neumáticos así como el giro de estos con respecto al camino mediante acelerómetros para determinar que se está perdiendo adherencia. También es capaz de determinar la velocidad óptima de acuerdo al dibujo de la llanta. Por supuesto, la información se replica a la nube para advertir a otros vehículos.

 

Hasta ahora, las pruebas han resultado positivas, por lo que en Continental estiman que el sistema de advertencia estará listo para la siguiente generación de vehículos, es decir, en unos cinco años, aproximadamente. Mientras tanto, no está de más extremar precauciones en la lluvia.

 

Nuestros destacados