Chevrolet Camaro ZL1 1LE, presentación

chevroletcamarozl11le201701.jpg
chevroletcamarozl11le201701.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Tras casi un año de su presentación, recién vimos cómo el Camaro ZL1 se medía una vez más contra un circuito en Alemania, en esta ocasión, para verlo alcanzar su velocidad oficial.

 

 

Ahora, el Muscle Car recibe el tratamiento 1LE. Si bien los grados SS y V6 ya recibieron el año pasado un tratamiento homónimo, esta vez no estamos ante un paquete meramente estético, a pesar que el motor V8 LT4 no recibe modificaciones, lo que no es malo cuando conserva su impresionante salida de 650 HP y 650 lb-pie (880 Nm) de par.

 

 

Para comenzar, se van los neumáticos con especificación de ancho 285 para ganar unos Goodyear Eagle F1 Supercar 3R 305 delante y 325 mm detrás, los primeros de la firma que cumplen regulaciones de pista y carretera, desarrollados específicamente para el ZL1 1LE, que además resultan los más anchos que ha calzado nunca un Camaro de calle, aunque conservan los mismos frenos del ZL1 convencional. Los rines son de 19 pulgadas.

 

 

Otras adiciones incluyen un medallón más ligero, asiento trasero fijo, amortiguadores ajustables DSSV ya vistos en el Z/28 y la Colorado ZR2, así como una barra estabilizadora trasera ajustable, además de un tratamiento aerodinámico más agresivo con un gran spoiler trasero de fibra de carbono, deflectores, una nueva barredora y Winglets laterales, así como entradas de aire más grandes para mejorar la oxigenación.

 

 

El Paquete se ve tan adecuado para la pista que casi parece un sustituto del Z/28, aunque en Chevrolet se apresuran a aclarar que dicha denominación está reservada para autos con motores atmosféricos. Al Oppenheiser, ingeniero en jefe del Camaro, señala que si bien el 1LE no es un auto para el diario, es más utilizable en las calles que el Z/28, del cual no descarta un futuro renacimiento.

 

 

El color negro en los elementos aerodinámicos, tapa del cofre, parrilla y espejos se ve complementado con faros y calaveras oscurecidos, mientras que el paquete es coronado por el sistema eLSD de gestión de tracción y la grabación de datos de rendimiento PDR. No es sólo un tratamiento para el cuarto de milla, pues es bueno para reducir tres segundos al crono del ZL1 en la pista de Milford Road Course, propiedad de Chevrolet.

 

 

El Camaro ZL1 1LE será mostrado en los días previos a la Daytona 500, estará disponible a partir del tercer trimestre del año a un precio mayor al del ZL1, es decir, más de 63 mil dólares (más de 1.2 millones de pesos).

 

Nuestros destacados