BRABUS presenta el 850 6.0 BiTurbo Cabrio

brabus_850_cabriolet_1.jpg
brabus_850_cabriolet_1.jpg

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

 

Brabus de nuevo sorprende con una preparación que, sin tener una estética extrema, eleva hasta un punto muy alto el desempeño del vehículo original. Tal como ya lo hiciera en su momento con el AMG S 63 Coupé, la firma toma la variante descapotable del Clase S (A217) y efectúa el mismo tratamiento a su variante deportiva.

 

El exterior ahora está adornado con un sutil paquete aerodinámico de fibra de carbono, compuesto por defensas más prominentes, splitter frontal, faldones laterales, branquias en la parte posterior, difusor trasero y un discreto alerón sobre la tapa de la cajuela. El conjunto se complementa con los rines BRABUS Monoblock de 21 ó 22 pulgadas.

 

 

Bajo el cofre, el bloque V8 biturbo de 5.5 litros ha sido modificado para incrementar su cilindrada hasta los seis litros, por lo cual aumenta sus cifras de potencia y par motor. Ahora produce 850 HP (contra 585 HP del modelo de serie) y 1,450 Nm, que están limitados a 1,150 Nm al momento del arranque, a fin de proteger la transmisión automática de siete velocidades.

 

Para conseguir semejantes cifras, este motor cuenta con diversos componentes reconstruidos, tales como el cigüeñal, los pistones o las bielas, junto con una nueva centralita electrónica, un sistema de escape deportivo, dos turbocompresores de mayores dimensiones y un sistema de admisión menos restrictivo.

 

Asociado al esquema de tracción total 4Matic, el BRABUS 850 6.0 BiTurbo Cabrio es capaz de acelerar hasta 100 km/h en solo 3.5 segundos (0.6 s más rápido que el modelo de serie) y alcanzar los 200 km/h en 9.4 segundos. Su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 350 km/h

Los mejores vídeos