BMW X4 M40i: prueba de manejo

bmwx4m40i04.jpg
bmwx4m40i04.jpg

Por Manuel Fernández (Mfer_89)           Fotos: Carlos Quevedo

 

Esta M40i agrega a esa extraña fórmula de la X4 unas cuantas modificaciones dinámicas que la dejan como el rival directo de la Porsche Macan GTS, desde su tres litros graduado a una potencia idéntica a su par de Stuttgart y con una electrónica específica hasta una suspensión en la que amortiguadores, barras estabilizadoras, brazos y el cámber de las ruedas se intervino, además de variar componentes como la dirección, los frenos y la programación del sistema de tracción integral, con más prioridad al eje posterior.

 

 

Hay que empezar por lo mejor: el impecable conjunto que hacen el motor y la caja que en el último lustro han estado instalados en tantísimos BMW. ¿Qué significa eso? Una brillante respuesta en un amplísimo rango de revoluciones. Después de una muy bien dosificada carga del turbo entre las 2,000 y 3,000 vueltas, la energía se despliega sin apenas pérdidas hasta las 7,100 que permite al ir en modo Sport o las 7,500, de corte en modalidad manual.

 

El sonido del escape no se disimula y esa tonada aguda se encarga de aumentar la emoción que de por sí ya hay, incluso cuando no se amplifica a voluntad a través de los comentados modos de manejo, pues ya en Sport la M40i emite unos bonitos petardeos al liberar el acelerador o en las inmediatas transiciones entre marchas.

 

 

La Steptronic aun en su programación más conservadora es intuitiva en cada situación y hace en rebajes una de las mejores simulaciones de la maniobra del punta y taco. También reacciona sin demora alguna a nuestras órdenes: no hay un lapso tan perceptible entre actuar en la leva o la palanca y el cambio de engranaje en sí.

 

 

Su dirección de desmultiplicación variable la sentimos más natural en su funcionamiento en relación a las unidades conducidas en California meses atrás, con una asistencia ni muy blanda ni muy dura, solo en un punto medio en el que todo fluye con naturalidad. Si acaso, los frenos no tienen esa modulación casi impecable de los automóviles de la marca, sigue careciendo de algún recorrido muerto en el pedal y para los estándares de un SUV está bastante bien.

 

 

Lo menos destacable sería su suspensión, pero no por comportamiento pues tiende a girar plana y da muchísima confianza al apoyar la X4 y sacarla lo más rápido posible de un giro (y con toda la tracción que puede dar). En ese sentido cumple, pero el sacrificio es que no se consiguió el equilibrio con la comodidad que sí existe en otros fabricantes o en la misma BMW. El andar es casi tosco, sin mucha homogeneidad y un tren delantero ruidoso. Las llantas de mínimo perfil no ayudan y aun en autopista no hay mucha más suavidad pues se mantienen algunos leves brincos a ratos bruscos (depende de la irregularidad) que hasta transmiten algún golpeteo al volante.

 

 

Al final, tenemos un conjunto divertido y tan complicado de entender como otros crossovers que quieren parecer un coupé, lo que no evitará que seduzca a aquellos a la búsqueda de algo con una propuesta visual llamativa y diferente, alguna ventaja en acceso y despeje contra un auto convencional y una experiencia de conducción similar a la de un buen coche planteado para un manejo rápido.

 

Unidad probada

 1,099,900 pesos (a fecha de la prueba)

 

NOS GUSTA

-      Motor de gran desempeño

-      Sonido del escape

-      Una de las mejores cajas del mercado

 

NOS GUSTARÍA

-      Un limpiador atrás

-      Acabados más elaborados

-      Suspensión más refinada

 

 

Resumen técnico

MOTOR

Tipo/cilindrada: L6, 3.0 l, turbo

Potencia máxima: 360 HP a 5,800 rpm

Par máximo: 465 Nm a 1,350 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, ocho velocidades

Tracción: Integral permanente

DIMENSIONES

Largo x ancho x alto: 467 x 190 x 162 cm

Distancia entre ejes: 281 cm

Cajuela: 500 litros

Peso vacío: 1,840 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 14.45 s

Rebase 80 a 120 km/h: 4.07 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 38.51 m

Consumo medio: 11.11 km/l

 

Los mejores vídeos