BMW X3 2018, presentación

bmwx3201800.jpg
bmwx3201800.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

De manera bastante discreta, la BMW X3 presenta su tercera generación, con un diseño bastante evolutivo y en línea con los últimos lanzamientos de la marca, con lo que se pone a la par de su competencia, pues la mayoría no tiene más de dos años de haberse lanzado o remozado (MB GLC, Audi Q5, Volvo XC60).

 

 

Mientras que unos riñones ligeramente más grandes, fascias más agresivas, faros hexagonales y pliegues en lugar de hendiduras en la tapa del cofre le dan un aire distintivo, el perfil general, la entrada de aire inferior en los ejemplares no “M” y el remate trasero del área de cristales permanecen como detalles genéticos del modelo.

 

 

Pese a ello, a más de uno podría pasársele por alto que estamos ante una generación totalmente nueva y no un facelift, sin embargo, son las medidas las que nos muestran las principales, aunque leves diferencias: con 6 cm más de largo (4.71 vs. 4.65 metros), 1 cm más a lo ancho (1.89 vs. 1.88 m), y 5 cm más en la distancia entre ejes (2.86 vs. 2.81 m), aunque la capacidad de cajuela queda igual con 550 litros. El peso se reduce hasta en 50 kg, con una repartición 50:50.

 

 

Habrá tres motores a gasolina, aunque se irán presentando de manera diferida. La gama comienza con un cuatro cilindros de 184 HP (xDrive20i) y 252 HP (xDrive30i) y un seis cilindros en línea de 360 caballos de fuerza (M40i). En otras latitudes se ofrecerán motores a diésel de 190 HP (xDrive20d) y 252 caballos (xDrive30d). Todas las variantes irán asociadas a una transmisión automática de ocho velocidades con tracción total de serie.

 

 

El Driving Experience Control cuenta con cuatro modos de conducción (ECO PRO, CONFORT, SPORT y SPORT+, ese último, disponible sólo para las variantes más potentes) que inciden en la respuesta del acelerador, la transmisión y las asistencias electrónicas. Añade la llave inteligente con pantalla ya vista en los Serie 7 y Serie 5, aunque sin las características de conducción autónoma.

 

 

Otros elementos incluyen el control crucero inteligente, asistente de permanencia en el carril, monitoreo de punto ciego, conectividad Apple CarPlay y Android Auto, techo solar panorámico, suspensión adaptativa opcional y proyección Head-up Display.

 

La BMW X3, ensamblada en Spartanburg, Carolina del Sur, Estados Unidos junto con las X4, X5 y X6 (y próximamente X7), comenzará a vender sus diferentes variantes entre el último trimestre del año y el primero de 2018, por lo que es seguro que la veamos en sendos debuts locales en Frankfurt y Los Ángeles.

 

Nuestros destacados