BMW Motorrad VISION NEXT 100, presentación

bmwmotorradvisionnext100concept05.jpg
bmwmotorradvisionnext100concept05.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

No vemos usualmente motocicletas aquí, aunque estas no están desligadas ni del mundo automotor ni de las páginas de AUTOMOVIL (recordemos las comparativas del Mustang GT y el Jaguar F-Type R AWD), además que esta no es una motocicleta cualquiera.

 

 

BMW está conmemorando su primer centenario, por lo que ha presentado sendos conceptos para cada una de sus divisiones, con los que pretende prever como será el futuro de la movilidad en los próximos 100 años, o al menos, en las tres décadas venideras. El primero fue el VISION NEXT 100 Concept, de la propia división automotriz de BMW, seguido de los MINI VISION NEXT 100 y Rolls-Royce VISION NEXT 100; ahora, cierra la Motorrad VISION NEXT 100.

 

 

Inspirada en la primer motocicleta de BMW, toma diversas características de los otros conceptos, como el ser impulsada por electricidad y contar con aerodinámica activa, además de añadir un sistema de dirección y estabilidad también activos. El primero, denominado Flexframe, consiste en que el marco se dobla para permitir que dé vuelta. De hecho, tal es el nivel de flexibilidad del bastidor que carece de sistema de suspensión; la amortiguación corre a cargo del propio neumático.

 

 

El segundo, que emula la forma del tradicional motor bóxer, varía su forma en función de si está en reposo o se mueve, lo que garantiza que nunca se caerá (o al menos es lo que prometen), aún al detenerse por completo, al grado que afirman que no es necesario portar casco o ropa protectora, aunque el traje incluido puede regular el clima en tiempo real monitoreando el pulso y la temperatura del conductor, además de contar con indicadores de vibración en las mangas y piernas para dar indicaciones de navegación o inclinación.

 

 

Otras funciones interesantes son el visor con proyección, que además de información y mapas, incluso puede indicar la ruta más adecuada para trazar una curva. El acelerador replica un funcionamiento analógico, lo que la firma bávara define como “una referencia a la conducción primigenia de las motocicletas”. La mayor parte de la estructura está hecha de aluminio y fibra de carbono.

 

 

En BMW afirman que muchas de las tecnologías mostradas en esta serie de conceptos podrán ser una realidad en los siguientes 30 años, habrá que tener paciencia para corroborarlo.

 

Los mejores vídeos