Audi S8 plus, presentación oficial

audis8plus201604.jpg
audis8plus201604.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

¿Alguien pidió un sedán R S8? Audi no lo oferta como tal y es probable que nunca lo veamos en el catálogo de la casa de los cuatro aros; BMW por ejemplo, si bien no deja de coquetear con la idea de una M7 o Serie 7 M Performance, tampoco se ha animado a competir frontalmente contra el Mercedes-Benz S 63 AMG de 577 hp y 664 lb-pie de torque, ya no digamos con el S65 V12 biturbo de 621 caballos y 738 libras-pie.

 

Con 513 hp y 479 lb-pie de par motor extraídos de un V8 4.0 TSFI, a la actual versión deportiva del A8, el S8, no se le puede considerar precisamente débil, pero aún está muy lejos del S63 AMG y muy cercano al A8 W12 de 493 hp y 461 lb-pie.

 

Audi pone solución a esta “carencia” con el nuevo paquete plus; la actual generación del A8 fue lanzada en 2009, por lo que prácticamente podríamos considerar a este paquete como una edición de despedida. El S8 plus gana 84 caballos de fuerza para quedar en 597 hp (605 CV), el par gana 37 lb-pie dejando el total en 516, aunque puede llegar a 553 con la función overboost (mayor presión de la sobrealimentación en momentos puntuales).

 

 

El 0 a 100 km/h lo hace en 3.8 segundos (pesa más de dos toneladas a pesar del uso de aluminio en la carrocería), mientras la velocidad máxima se limita a 250 kilómetros por hora, aunque en Alemania se puede incrementar a 306. El paquete se completa con un alerón que puede ser al color de la carrocería o en  fibra de carbono, frenos cerámicos, rines de 21 pulgadas, costuras rojas en los asientos, acabado interior en negro piano y un montón de opciones de personalización para que el auto sea tan diferente como su propietario lo quiera.

 

 

A presentarse a finales de noviembre en Europa, el S8+ tendrá una etiqueta de 145,200 euros en ese mercado (2.56 millones de pesos), teniendo el S8 “normal” un precio de algo más de dos millones de pesos en México, parece razonable (dentro de los límites que eso signifique a este nivel) dada la cantidad de mejoras y la posibilidad de, por fin, poder competir con el S 63 AMG e incluso sus hermanos mayores, el Porsche Panamera Turbo S (570 hp) y el Bentley Continental Flying Spur W12 (616 hp), algo que no logran ni siquiera el Jaguar XJR (542 hp, no disponible en nuestro país actualmente) o el Maserati Quattroporte GTS (523 hp).

 

De momento no hay confirmación de que llegue a México, aunque como Audi oferta casi toda su gama alta en motores de gasolina en nuestro mercado no deberíamos descartarlo. De arribar sería mucho después de noviembre.

 

Los mejores vídeos