Audi A5 y S5 Cabriolet, presentación

audia5cabriolet11.jpg
audia5cabriolet11.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Audi sigue renovando su gama de medianos; tras el A4, el A4 Avant, el A5 Coupé, el A5 Sportback y la Q5, la posta recae en la variante descubierta, el A5 Cabriolet, que viene acompañada del grado deportivo S5 Cabriolet.

 

 

Como cabe esperar, estéticamente no hay muchas sorpresas, con un diseño que replica las líneas generales de su muy pulido lenguaje evolutivo y funcionalista, al menos hasta después del poste A y por sobre la línea de cintura, donde el techo metálico fijo es sustituido por un toldo escamoteable, que sigue siendo de lona para ahorrar peso y evitar complicaciones innecesarias, al menos en convertibles de dos filas de asientos.

 

 

En las latitudes donde el diésel es una opción válida para vehículos particulares de pasajeros, estarán disponibles un 2.0 TDI de 190 HP y un 3.0 TDI con dos salidas: 218 y 286 HP. Para gasolina, la gama empieza en un 2.0 TFSI con 190 HP o 252 caballos, mismo que ya conocemos en el A4 y que seguramente será la norma en Norteamérica.

 

 

Para el S5 Cabrio se reserva el V6 3.0 litros con 354 HP y 500 Nm (369 lb-pie) ya visto en otros productos “S”. Se acopla en exclusiva con un cambiador automático de ocho relaciones, que reparte el par vía la tracción total de la casa Quattro, con lo que el descapotable hace el 0 a 100 km/h en 5.1 segundos, hasta una máxima autolimitada de 250 km/h.

 

 

El modelo es unos 40 kg más ligero que su antecesor, dependiendo de la versión (1,690 kg para la básica de tracción delantera), 47 mm más largo (4.67 metros) y gana 18 mm en la banca trasera y 60 litros en la cajuela (380 totales), mientras que la rigidez estructural, una de las áreas de oportunidad de todo vehículo descubierto, gana un 40%. La capota tarda 15 segundos en abrirse y 18 en regresar a su posición cerrada, operación que puede efectuarse a velocidades de hasta 50 km/h.

 

 

Por supuesto, estarán presentes todos los sistemas de asistencia a la conducción vistos en sus hermanos, como control de crucero adaptativo asistido por navegación, sistema de frenado autónomo, Virtual Cockpit y sistema de proyección Head-up Display.

 

 

Los Audi A5 y S5 Cabriolet saldrán a la venta en Europa en el segundo trimestre de 2017 con precios que inician cerca de los 50,000 Euros (1.06 millones de pesos) hasta 67,800 (1.44 MDP) para el S. Para Norteamérica tendremos que esperar un poco más, aunque podremos verlos totalmente en vivo a partir del 14 de noviembre en el Salón de Los Ángeles. Con la renovación total de toda su gama de estilos de carrocería, comienza la cuenta regresiva para las variantes RS de los medianos de Audi.

 

https://www.youtube.com/watch?v=E3BLX0WxFMQ

 

 

Los mejores vídeos