Aston Martin Vulcan AMR Pro, presentación

astonmartinvulcanamrpro00.jpg
astonmartinvulcanamrpro00.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El Aston Martin Vulcan es uno de los productos más extremos jamás fabricados por la firma de Gaydon. Con un V12 7.0 litros atmosférico de 820 HP, el monocasco de fibra de carbono ofrece un peso total de 1,350 kilogramos, con lo que resulta ilegal para las calles.

 

 

Por si no fuese suficiente, Aston Martin ahora le aplica el tratamiento AMR. La subdivisión, que recibe su nombre de las siglas Aston Martin Racing, nace con la misión de fungir como el brazo de alto rendimiento de la marca, presentando variantes más extremas de sus autos, como ya se pudo constatar con los Rapide AMR, Vantage AMR Pro y Vantage AMR.

 

 

Aunque no se toca el motor (después de todo más de 800 caballos ya es una cifra respetable), el Vulcan recibe un nuevo engranaje para la transmisión para mejorar la respuesta en aceleración y un total de 29 mejoras aerodinámicas alrededor de la carrocería con piezas de fibra de carbono –algo especialmente notable en el nuevo alerón trasero-, inspiradas en los autos de la marca ganadores de su categoría en Le Mans.

 

 

Sin embargo, una mejora del 27% (una carga aerodinámica que pasa de 1,054 a 1,338 kg) le asegura aún mejor penetración aerodinámica que el Vantage GTE LM (1,038 kg). El equilibrio aerodinámico también ha cambiado, pues ahora el frente soporta un 47% de la presión aerodinámica, contra un 41.5% del modelo “normal”, lo que mejora el agarre en general y la dirección.

 

 

El auto sigue sin poderse manejar en las calles, como indica el apelativo “Pro” detrás de las siglas AMR. Más aún, tampoco puede homologarse para prácticamente cualquier serial, de modo que únicamente puede correrse en Track Days. Aunque la verdadera mala noticia es que no se fabricarán más de los 24 Vulcan proyectados, de modo que el AMR Pro es un paquete de modificación disponible únicamente para esos felices propietarios, lo que nos habla de una exclusividad también extrema.

 

Nuestros destacados