Aston Martin tendrá un segundo auto de motor central

astonmartinamrb001201802.jpg
astonmartinamrb001201802.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Aston Martin ha sido, casi en su totalidad, un fabricante de vehículos de Gran Turismo y algunos sedanes bastante estilizados. Pero ahora ha decidido asociarse con Red Bull para, con la guía de Adrian Newey, desarrollar un hiperdeportivo de motor central con cerca de 1,000 caballos de fuerza.

 

Esto será más que suficiente para enfrentar al Valkyrie con otros venideros hiperautos como el McLaren BP23 de más de 900 HP o el Mercedes-AMG Project One de más de 1,000 corceles.

 

Pero aunque nada de malo tiene competir a un nivel donde antes se hallaban en solitario marcas como Koenigsegg o Bugatti, por debajo todavía hay un mercado interesante de superdeportivos que, con algo menos de potencia, todavía son bastante exclusivos y logran cifras de respeto, como el Ferrari 488 GTB, el Lamborghini Huracán o el McLaren 720S.

 

 

Es por ello que Aston Martin pretende capitalizar la experiencia ganada en el Valkyrie para hacer un superdeportivo de “acceso”. Así lo confirma Andy Palmer, CEO de la firma, quien declara que el modelo llegará en 2020, mientras que, de aquí al 2023, la marca tendrá un nuevo modelo cada año, empezando por un Vantage este año, un nuevo Vanquish en 2018, el crossover DBX en 2019, y dos nuevos sedanes Lagonda en 2021 y 2022.

 

Mientras que el Valkyrie será impulsado por un V12, el nuevo producto llevaría un V8, aunque falta por saber la cifra final de potencia y cuantas asistencias recibirá. Salvo por el hiperdeportivo de edición limitada, cada modelo tendrá una vida de seis años, por lo que el ciclo se cerrará con el reemplazo del DB11.

 

Nuestros destacados