Ferrari Omologata, una obra de arte antes de nacer

Nace un nuevo Ferrari hecho a medida. Se trata del Omologata, un modelo basado en el 812 Superfast, pero con diseño único creado para un cliente tan afortunado como exigente.

Así es el nuevo Ferrari Omologata
Así es el nuevo Ferrari Omologata

Cada vez que un nuevo Ferrari entra en escena, aparece una nueva obra de arte. Se llamará Ferrari Omologata y es un traje hecho a medida por el fabricante italiano. Su sonido a V12 se pudo apreciar durante algunas vueltas que dio a la pista de Fiorano en su puesta a punto. Pintado en Rosso Magma y con decoración de carreras, viene para convertirse en ultra preciada pieza de colección. Se trata de un encargo de un cliente europeo exigente, que tendrá en sus mandos uno de los modelos únicos que Ferarri construye a medida, destinado tanto al uso en competición como a poder transitar por carreteras abiertas.

El proyecto Ferrari Omologata tardó un poco más de dos años en completarse desde la presentación inicial de bocetos, comenzando con imágenes que cubrieron una variedad de inspiraciones, desde la herencia de las carreras hasta la ciencia ficción y referencias a la arquitectura moderna. La idea desde el principio fue crear un diseño futurista con elementos distintivos reinterpretados de una manera fresca para proporcionar el potencial de una forma atemporal que seguramente dejará una impresión duradera. Para lograr esto, los diseñadores tomaron la base del 812 Superfast, manteniendo solo el parabrisas y los faros como elementos de carrocería existentes. El objetivo era aprovechar sus proporciones para ofrecer un diseño muy elegante, definido por volúmenes suaves y reflejos ondulantes, realzados por gráficos nítidos con roturas de superficie escasamente destiladas guardando el compromiso y las necesidades aerodinámicas. Lo más complicado fue encontrar el equilibrio ideal entre expresividad y moderación: el Omologata tenía que rezumar presencia en la calle manteniendo un lenguaje formal muy puro.

Ferrari Omologata
Ferrari Omologata

Los diseñadores estudiaron cuidadosamente la postura y la actitud del automóvil desde todos los ángulos, definiendo un volumen frontal decreciente a partir de la parrilla ovalada aplanada. La carrocería está hecha en aluminio a mano, como buena pieza de colección. La sección redondeada sobre los pasos de rueda delanteros, acentuada por una franja que envuelve el capó, parece salir naturalmente de la parrilla. En la parte trasera de la puerta, el flanco se convierte en un músculo trasero muy potente que se mezcla perfectamente hacia arriba en el panel de tres cuartos. La zaga está coronada por un spoiler prominente que agrega no solo carga aerodinámica, sino una pose más agresiva y deportiva. En general, el coche parece estar preparado para atacar el asfalto incluso estando parado.

Satisfacer todas las restricciones de seguridad para la homologación como coche de calle es siempre un gran desafío para el equipo de diseño dirigido por Flavio Manzoni, más aún cuando se parte de una plataforma existente, como es la del Superfast. Omologata fue de hecho una palabra clave que resonó durante el desarrollo de este, el décimo V12 delantero hecho a medida que Ferrari ha entregado desde el 2009 P540 Superfast Aperta. Más allá de las instrucciones claras del afortunado cliente, los diseñadores tomaron en cuenta de manera efectiva innumerables variables para hacer de este un modelo a medida, uno que podría encontrar fácilmente su lugar en cualquier concesionario Ferrari. La búsqueda de la exclusividad llegó tan lejos como para desarrollar un nuevo tono de rojo, combinando el ardiente Rosso Magma de triple capa sobre el acabado de fibra de carbono oscurecida.

Dentro del Ferrari Omologata encontramos su propia personalización, basada siempre en la rica herencia de carreras de Ferrari. Los asientos son de color azul eléctrico, acabados en una elegante combinación de cuero y tela Jeans Aunde, con arneses de carreras de 4 puntos, que destacan sobre un interior completamente negro. El interior recuerda una época pasada. Las partes metálicas del tablero y el volante recuerdan a los grandes pilotos de GT de las décadas de los 50 y 60, así como con las culatas del motor. El efecto de pintura “martillada” usado con tanta frecuencia en automóviles como el 250 LM y el 250 GTO se encuentra en detalles como los tiradores de las puertas interiores. Se desconoce cuándo será entregado a su propietario y quién será, pero a buen seguro no tardaremos en verlo en alguna de las exclusivas concentraciones de la marca.

Así es el nuevo Ferrari Omologata

Galería relacionada

Ferrari Omologata: las mejores imágenes del nuevo deportivo

Archivado en:

Ferrari Portofino M, nueva obra de arte sobre ruedas

Relacionado

Nuevo Ferrari Portofino M: más tecnología para el descapotable deportivo

Los mejores vídeos