Publicidad

Nuevo Opel Insignia 2.0 CDTI Biturbo

La oferta Diesel del Opel Insignia se completará en febrero de 2012 con la llegada de la nueva versión 2.0 CDTI Biturbo. Para esta mecánica, se anuncia una potencia de 195 CV, un consumo medio de combustible de 4,9 l/100 km y un nivel de emisiones de 129 g/km de CO2. Estará disponible con versiones de tracción delantera y de tracción total.
-
Nuevo Opel Insignia 2.0 CDTI Biturbo
Nuevo Opel Insignia 2.0 CDTI Biturbo

La gama 2012 del Opel Insignia recibirá un nuevo motor Diesel a partir del próximo mes de febrero. Se trata del nuevo Insignia 2.0 CDTI Biturbo con 195 CV y 40,78 mkg de par motor. Esta nueva mecánica será la más potente en la oferta de gasóleo de esta berlina y se añadirá a las versiones ya existentes 2.0 CDTI de 110 CV, 2.0 CDTI de 130 CV y 2.0 CDTI de 160 CV.

Uno de los aspectos destacados del nuevo Insignia 2.0 CDTI Biturbo será su gran relación entre prestaciones, consumos y nivel de emisiones. Opel ha anunciado un consumo medio de 4,9 l/100 km con un nivel de CO2 de 129 g/km. En cuanto a velocidad máxima, se declara una punta de 230 km/h, mientras que la aceleración homologada de 0 a 100 km/h se produce en 8,7 segundos. Estos más que satisfactorios números son posible gracias al empleo de diversas tecnologías, entre ellas el sistema Start/Stop de parada y arranque automático del motor disponible de serie en todos los Insignia 2.0 CDTI Biturbo equipados con caja de cambios manual de seis velocidades.

El precio de partida del Insignia 2.0 CDTI Biturbo de 195 CV arrancará en los 32.524 euros. Esta mecánica estará disponible con los tres tipos de carrocería: cuatro puertas, cinco puertas y familiar Sports Tourer. Asimismo, también se podrá combinar con versiones de tracción delantera y de tracción integral AWD.

El nuevo Opel Insignia 2.0 CDTI de 195 CV de cuatro cilindros emplea el sistema common rail de inyección de combustible combinado con dos turbocompresores de diferente tamaño. El turbocompresor pequeño actúa a bajo régimen del motor. En la gama media de revoluciones, los dos turbocompresores funcionan de forma conjunta, mientras que a partir de las 3.000 rpm es el turbocompresor grande el que recibe todo el flujo de gases de escape. Con el empleo de esta tecnología, el conductor tendrá a su disposición una entrega de potencia constante y frugal en prácticamente todo el rango de revoluciones del motor.

Por otro lado, el proceso de combustión de combustible en el Insignia 2.0 CDTI Biturbo se ha optimizado con la incorporación de la tecnología CleanTech. A este sistema hay que añadir la utilización de la tercera generación del sistema de inyección directa por common-rail, que funciona a presiones de hasta 2.000 bares y con inyectores piezoeléctricos capaces de realizar hasta ocho fases de inyección por ciclo. El resultado final se traduce en una combustión más eficaz y precisa, además de ofrecer bajos niveles de ruido y emisiones.

Aparte de esta novedad mecánica, el resto de la gama Insignia en 2012 se beneficiará de otros destacados cambios. Uno de ellos será la posibilidad de elegir un chasis SuperSport para las versiones dotadas con tracción integral. En este chasis, destaca el esquema de la suspensión delantera, con las conocidas torretas de altas prestaciones HiPerStrut que también monta el Insignia más deportivo, potente y salvaje: el OPC.

Galería relacionada

Opel Insignia 2.0 CDTI Biturbo