Mercedes-AMG GT3 Edition 50: un capricho de 50 cumpleaños

Mercedes-Benz celebra por todo lo alto los 50 años de historia de su departamento deportivo AMG. ¿El mejor regalo? Esta versión especial Mercedes-AMG GT3 Edition 50.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Mercedes-AMG GT3 Edition 50: un capricho de 50 cumpleaños
Mercedes-AMG GT3 Edition 50: un capricho de 50 cumpleaños

Cincuenta años no se cumplen todos los días, una cifra que bien merece una celebración por todo lo alto. Esto mismo ha debido pensar Mercedes-AMG, quienes han presentado una versión muy especial con la que dar entrada a su medio siglo: el Mercedes-AMG GT3 Edition 50.

Esta joya estará limitada a una producción de cinco unidades y únicamente podrá ser utilizada en circuito. Mercedes ha querido llevar al máximo la esencia deportiva de su división AMG. Esta edición especial lucirá con orgullo múltiples referencias a los cincuenta años del departamento deportivo en su carrocería, tanto en el capó como en las puertas. La combinación de gris mate y negro pone la guinda a un exterior espectacular.

Su interior es propio de un coche de carreras. Inserciones de fibra de carbono en todos los resquicios posibles, una botonera espartana con el único fin de mejorar el rendimiento del vehículo, un volante y un baquet de competición, protecciones antivuelco y la joya de la corona, una pequeña placa de aluminio donde se puede leer “AMG Edition 50” y la unidad concreta que estamos conduciendo. En este caso, sólo cinco vehículos podrán presumir de esta seña de identidad.

Mercedes y AMG, una historia de medio siglo

A día de hoy, la división AMG forma parte del entramado de Mercedes, pero no siempre fue así. Esta firma deportiva nació en 1967 cuando dos ingenieros de la marca, Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher, decidieron emprender por su cuenta su nuevo negocio, preparaciones deportivas de la marca de la estrella.

Con los años, las relaciones entre ambas compañías se fueron estrechando y en 1993 colaboraron por primera vez de manera conjunta en un nuevo modelo, el Mercedes C36 AMG. En 1999, Mercedes se hizo con el 51 por ciento de la compañía deportiva y desde entonces Mercedes-AMG es una división propia de la marca. Esperemos que su relación dure, por lo menos, otro medio siglo más.

También te puede interesar:

Mercedes – AMG GT C Roadster: probamos un descapotable brutal

Mercedes – AMG Project One: el coche de más de 1.000 CV

BMW M “felicita” los 50 años a Mercedes-AMG

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...