BMW 330e, de tecnología Active Hybrid a eDrive

Paso consecuente en la gama híbrida de BMW: este nuevo Serie 3 híbrido pierde potencia, pero gana en equilibrio, especialmente en costes de uso y adquisición.
Raúl Roncero.

Twitter: @Rron0_autopista -

BMW 330e, de tecnología Active Hybrid a eDrive
BMW 330e, de tecnología Active Hybrid a eDrive

Recuerda que en el año 2013 BMW puso en acción el Serie 3 Active Hybrid. Podrías pinchar aquí para saber más de él, pero te recuerdo algunos de sus datos. Se trataba de un híbrido sin modo totalmente eléctrico en el que seguía primando la prestación por encima de la economía de consumo. Llevaba el motor del 335i con 306 CV más uno eléctrico de 55 CV para una potencia total de 340 CV, un consumo medio 5,9 l/100 km y una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,3 segundos. Ah, y costaba 56.900 euros, una pasta.

BMW 330e: la era eDrive

¿Qué ha cambiado? Todo, desde la estrategia hasta el principio de funcionamiento, también los motores, la batería... Está hecho sobre la última actualización del Serie 3. Ahora también lleva dos motores, pero pueden funcionar juntos o de manera independiente. El térmico ya no es un 6 cilindros en línea, sino uno de 4 cilindros con 2.0 litros, inyección directa y sobrealimentación, además de todas las características que esconden las tecnologías EfficientDynamicsEdition. Tiene 184 CV y 290 Nm de par. El motor eléctrico, por su parte, tiene 88 CV de potencia y 250 Nm de par.

La potencia global es de 252 CV y 600 Nm de par. Mira ahora las cifras de consumos respecto a las de prestaciones y verás que se gana mucho más de lo que se pierde. Ahora, el BMW 330e acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, tiene una velocidad máxima de 225 km/h, consume entre 1,9 y 2,1 l/100 km (equivalente a 44-49 g/km de CO2)... Y cuesta 40.250 euros, claramente menos que antes.

La propulsión del BMW 330e es exclusivamente a las ruedas posteriores, hacia donde llega el reparto más adecuado de fuerza de los diferentes motores. La unidad eléctrica está ubicada delante de la caja de cambios automática de 8 velocidades, como el resto de la gama, también de procedencia ZF. Así, el motor eléctrico también está desmultiplicado por la propia caja de cambios y al mismo tiempo hace las funciones de convertidor de par.

La batería está ubicada bajo el piso del maletero, que queda reducido a 370 litros de capacidad, aunque el BMW 330e conserva la funcionalidad del resto de modelos: piso plano, asientos posteriores abatibles. Esta batería de 7,6 kWh permite, según la marca, que el BMW 330e pueda desplazarse hasta 40 km en modo totalmente eléctrico. Se puede cargar en marcha, aprovechando las energía cinética del coche o ayudada por el motor de gasolina; mediante una toma de corriente convencional, para lo que se estiman tres horas y cuarto de carga; o un walbox con capacidad de carga de 3,7 kWh, reduciéndose el tiempo de carga hasta las dos horas y quince minutos.

El BMW 330, en clave

- Motor de gasolina 2.0 litros turbo de inyección directa con 184 CV y 290 Nm

- Motor eléctrico de 88 CV y 250 Nm

- Baterías de iones de litio de 7,6 kWh

- Potencia global: 252 CV y 600 Nm

- Efecto overboost puntual de 100 Nm ó 250 Nm adicionales, según condiciones

- Propulsión trasera

- Autonomía eléctrica: hasta 40 km

- Velocidad máxima en modo eléctrico: 120 km/h

- Velocidad máxima: 225 km/h

- Aceleración 0-100 km/h: 6,1 s

- Consumo medio: 1,9-2.1 l/100 km - 44-49 g/km de CO2

- Tiempo de recarga: entre 2h/15min con wallbox y 3h715 min en enchufe convencional

- Driving Experience Control con tres modos adicionales: Auto eDrive, Max eDrive y SAVE Battery.

- Precio: 40.250 euros 

Además de los modos Sport, Confort y EcoPro integrados en el sistema Driving Experience Control que modifica parámetros del motor o cambio, el BMW 330e suma modos Auto eDrive, Max eDrive y SAVE Battery, directamente relacionados con la propulsión híbrida. En el primer caso, Auto eDrive optimiza de la manera más eficiente el rendimiento y entrega de fuerza de los dos motores. En este modo, el BMW 330e podría circular en modo totalmente eléctrico hasta 80 km/h

Max eDrive es el modo en el que el eficiente 330e saca su lado más prestacional. Según condiciones, los motores pueden aportar un efecto de sobre empuje adicional de 100 Nm durante unos segundos o de hasta 250 Nm durante un corto instante, para por ejemplo, ganar más rápidamente velocidad a la hora de iniciar un adelantamiento. En el modo Max eDrive, el 330e puede circular hasta 120 km/h en modo totalmente eléctrico. Por último, la función SAVE Batery está orientada a preservar o cargar la batería durante la marcha. La combinación del las tecnologías Efficient Dynamics Edition y Connected Drive confluyen en otras importantes medidas de eficiencia y ahorro energético, como por ejemplo, un navegador predictivo que planifica la fuente de alimentación en función de la ruta. 

También te puede interesar:

BMW X5 xDrive 40e

BMW 740 eDrive

Mercedes C 350e

 Toyota Prius

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...