¡Oficial! BMW M5 2018: todos los datos y fotos de la nueva bestia deportiva

Apártense que llega el nuevo BMW M5, la berlina ejecutiva más deportiva del mundo. Motor 4.4 V8 Turbo de 600 CV, tracción M xDrive 4x4 y 4x2... Impresionante.
Lorenzo Alcocer -
¡Oficial! BMW M5 2018: todos los datos y fotos de la nueva bestia deportiva
¡Oficial! BMW M5 2018: todos los datos y fotos de la nueva bestia deportiva

Si ayer se dieron a conocer unas primeras fotos por "descuido" a raíz de un video publicado en una web china, hoy es la propia BMW quien oficializa con imágenes y datos técnicos la llegada de la que será la 6ª generación del M5. Se presentará oficialmente en el próximo Salón de Frankfurt y sin duda será una de las estrellas. De nuevo, mecánica y bastidor elevan el potencial dinámico y deportivo del M5 a niveles increíbles, pero lo sorprendente viene por la adopción de una transmisión integral que promete equilibrar su conducta. Sí, un M "integral" (al margen de los X5 y X6), pero con modo 2WD a través de las ruedas traseras, para quien esté sobrado de pericia y experiencia al volante explorar la conducción en estado puro. 

BMW M5 2018: motor V8 4.4 Twin Turbo de 600 CV

Se ha mantenido el boque V8 4.4 Turbo (un turbo por bancada), pero se ha revisado profundamente. Todo el sistema de turbocompresión es de nuevo desarrollo. La presión de inyección se ha elevado hasta 350 bar. Esto permite tiempos de inyección más cortos y una mejor atomización del combustible para lograr una respuesta más aguda del motor, así como una preparación más eficiente de la mezcla. Igualmente se han mejorado los sistemas de lubricación y refrigeración. Se ha incluido un cárter de aceite con un pequeño depósito delantero y un sistema de refrigeración de aire por carga indirecta, que es más eficaz que los del M5 anterior, a pesar de ocupar menos espacio. La bomba de aceite está controlada electrónicamente para variar el caudal y se ha tenido en cuenta el posible uso del M5 en circuito, donde se pueden generar niveles muy altos de aceleración longitudinal y lateral.

BMW M5 2018

También se han realizado modificaciones a los colectores de gases de escape, con el fin de optimizar la transmisión de la energía desde el flujo de gases de escape a los álabes de la turbina de los dos turbocompresores, garantizando el mejor ciclo de intercambio de gases posible. Se ha instalado un sistema de resonancia Helmholtz entre los dos silenciadores del sistema de escape doble, logrando reducir el peso de todo el sistema. El sonido de escape está controlado por aletas y varía dependiendo del modo de conducción seleccionado (entre Efficient y Sport Plus). También el sistema M Sound Control permite atenuar la acústica del V8 4.4 Twin Turbo. Todo ello ha permitido elevar la potencia hasta los 600 CV (antes 560), entre 5.600 y 6.700 rpm, mientras que el par máximo alcanza los 750 Nm (antes 680) desde solo 1.800 rpm y los mantiene hasta las 5.600 rpm. Obviamente el nuevo M5 se convierte en el más rápido de la saga. De 0 a 100 km/h tarda 3,4 segundos y en 11,1 ya rueda a 200 km/h.

BMW M5: cambio Steptronic de 8 velociades

De transmitir esta potencia se encarga el cambio M Steptronic de convertidor de par de 8 velocidades con Drivelogic. Se anuncian tiempos de paso de marchas muy cortos y un mejor escalonamiento que el anterior DKG de 7 velocidades. Es nueva la palanca de cambio central situada en la consola. Además, el M5 cuenta con sus respectivas levas de cambio M en el volante. La configuración de la transmisión se puede modificar usando el interruptor Drivelogic situado en la palanca de cambio. El modo Drivelogic 1 corresponde a una conducción eficiente. El modo 2 se presta a la conducción rápida con unos tiempos de cambio acortados. Y el modo Drivelogic 3 está optimizado para la conducción deportiva en el circuito gracias a sus tiempos de cambio extremadamente cortos. Quien prefiera cambiar de marcha manualmente también puede hacerlo de forma múltiple hasta la inferior disponible, por ejemplo cuando se frena en curvas cerradas. Cuando el M5 alcanza las máximas revoluciones, no se realizan cambios automáticos. Un sistema de refrigeración de la caja de cambios por aceite garantiza su buen funcionamiento y fiabilidad bajo la alta exigencia de rodar en circuito.

BMW M5 2018

BMW M5: transmisión M xDrive

Desde que se supo que esta 6ª generación M5 pasaría finalmente por el "aro" de la tracción integral, mucho se ha hablado sobre ello. Quizá los más puristas se han visto traicionados, pero la decisión de BMW se antoja necesaria para equilibrar la conducta dinámica de un deportivo que también es una berlina de 600 CV. No obstante, la solución de BMW parece la mejor decisión y debería dejar contentos a todos. La transmisión M xDrive que ha desarrollado BMW ex-profeso para el M5 ofrece tres modos de funcionamiento: 4WD -por defecto-, 4WD Sport y 2WD. Además interviene un diferencial trasero activo. Si el diferencial central distribuye el par entre ejes, el trasero lo hace entre las ruedas posteriores. Todas estas configuraciones permiten a toque de tecla una tracción, agilidad y estabilidad a gusto de todos. En cualquier caso, es un M y con el ajuste por defecto, con el control de estabilidad DSC y la tracción a las cuatro ruedas (4WD) activados, el nuevo M5 permite un cierto deslizamiento en las ruedas posteriores. Al pasar al modo 4WD Sport se traslada mayor cantidad de par al eje trasero y se aumenta la capacidad de deslizamiento permisible de las ruedas. El modo de tracción trasera pura (2WD) ha sido diseñado teniendo en mente al conductor más experimentado que busque el placer de conducir sin sistemas de control que le retengan.

BMW M5: deportivo y berlina

Aunque derivado de la nueva Serie 5, la arquitectura de la suspensión delantera es completamente nueva en el M5. Se han rediseñado todos los componentes que forman el doble triángulo frontal, teniendo en cuenta sus específicas características cinemáticas y elastocinemáticas. El multibrazo posterior se ha modificado también para cumplir con los requisitos de M. Igualmente, ambas barras estabilizadoras son más firmes. Otra barra adicional de acero y un tirante transversal de aluminio aumentan la rigidez de las articulaciones del chasis en el eje trasero, lo que lleva a una mejor respuesta. Otro tipo de refuerzos también ayudan a aumentar la rigidez torsional de la parte delantera del vehículo. El M5 cuenta con amortiguadores activos y una dirección eléctrica ajustada de nuevo a los requisitos de M. Los neumáticos de serie son: 275/40 R 19 delante y 285/40 R 19 detrás. Y están montados sobre llantas de aleación ligera de cinco radios dobles en medidas 9,5 x 19 pulgadas delante y 10,5 x 19 pulgadas detrás. Opcionalmente se ofrecen llantas de 20 pulgadas de siete radios dobles en negro o negro pulido para neumáticos delanteros 275/35 R 20 y traseros 285/35 R 20. Todos los neumáticos llevan el símbolo de velocidad ZR, homologados para la velocidad máxima de 305 km/h que alcanza el nuevo BMW M5 con el paquete M Driver (versión de serie: 250 km/h).

BMW M5 2018

El nuevo BMW M5 viene equipado con frenos BMW M Compound, significativamente más ligeros que los elementos de hierro fundido convencionales y que entre otras ventajas permiten reducir las masas no suspendidas. En el eje delantero se ha optado por discos autoventilados y perforados y pinzas fijas de seis pistones, de color azul con el logotipo M. En la parte trasera la pinza, flotante y también de color azul, es de un solo pistón. BMW ofrecerá en opción frenos cerámicos. Se reconocerán por las pinzas de color dorado con el logotipo M (pinzas fijas de seis pistones en la parte delantera, pinzas flotantes de un solo pistón en la parte trasera). Además de sus mayores prestaciones, un ahorro total de 23 kg supone una reducción adicional de las masas en rotación y no suspendidas.

También te puede interesar:

25 nuevos BMW hasta 2021

Probamos el último BMW M5

Nuevo BMW X7 y otros SUV