Audi dinamiza sus modelos

Audi lanzará en 2008 un nuevo diferencial activo deportivo que incrementa el carácter dinámico de sus vehículos y que hace que “sintamos” más intensamente la conducción.
Autopista -
Audi dinamiza sus modelos
Audi dinamiza sus modelos

Audi añade a su tracción total quattro un diferencial activo deportivo, un sistema que distribuye el par motor disponible entre las ruedas posteriores de forma variable en función de las necesidades.

Gracias a este elemento, según Audi, el coche se ve beneficiado en agilidad, en placer de conducción y en seguridad activa. Además, los fenómenos de subviraje y sobreviraje quedan eliminados.

Esta nueva tecnología de Audi, que estará disponible en 2008, estará asociada a la tracción total quattro y debutará con casi toda seguridad en el modelo A4. Si esta tracción distribuye el par entre los dos ejes para mejorar la manejabilidad y la seguridad del coche, el diferencial deportivo supone subir un poco más el listón, pues permite distribuir el par entre las ruedas posteriores, llegando incluso a transferir todo el empuje a sólo una de ellas.

Con este reparto del par se puede influir en el comportamiento del vehículo, logrando hasta hacerlo totalmente neutro. De esta manera, se pueden acabar con fenómenos poco deseables si queremos disfrutar de la conducción deportiva con seguridad. Estamos hablando del sobreviraje y del subviraje, que desaparecen y provocan un menor esfuerzo para el conductor en el manejo del volante y una aceleración lateral máxima. Igualmente, es incluso capaz de eliminar por completo las típicas fuerzas inversas que se generan cuando levantamos el pie del acelerador o se accionan los frenos subitamente cuando se aborda una curva.

Cuando nos acercamos al límite de estabilidad, este nuevo elemento realiza correcciones actuando sobre los frenos, el motor y también redistribuyendo la fuerza motriz. Todo a una velocidad de infarto: menos de 100 milisegundos. La acción del control de estabilidad, a causa de esto, interfiere con menos frecuencia en la conducción.

El conductor puede variar a su antojo los reglajes del diferencial activo. Así, existe el modo “confort”, donde se prioriza la estabilidad y seguridad; el modo “auto”, que intenta lograr un equilibrio entre un comportamiento más burgués y más dinámico; y el modo “dynamic”, que enfatiza la acción del diferencial, haciéndolo más perceptible.

El modo de funcionamiento del sistema es tan innovador como sencillo. En la transmisión intervienen dos planetarios y una corona y lo novedoso es la posición de la corona, que se encuentra desplazada con respecto a los planetarios y es la coincidencia de los dientes de los piñones en el giro lo que posibilita la transferencia de par. Todo esto lo rige una unidad de control, que obtiene la información que necesita del ángulo de giro del volante, de los datos de funcionamiento del motor, de la aceleración lateral y de los sensores de balanceo.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...