Audi R8 V10 RWD 2020: la versión de propulsión trasera, aún más deportiva y vibrante

El Audi R8 V10 con propulsión trasera deja de ser una serie limitada y se convierte en una versión más de toda la gama del deportivo.
Audi R8 V10 RWD 2020: la versión de propulsión trasera, aún más deportiva y vibrante
Audi R8 V10 RWD 2020, más deportivo y con propulsión trasera

Para los más puristas, llegan buenas noticias desde Audi. Bajo el nombre Audi R8 V10 RWD, el gran deportivo de los germanos estrena una nueva versión en la gama con propulsión trasera. De esta manera, esta combinación deja de ser una serie de unidad limitada y ya está disponible para quienes busquen un deportivo muy potente sin tracción a las cuatro ruedas.

Publicidad

A principios de 2018, Audi presentó su R8 V10 RWS, una edición limitada de propulsión trasera que adaptaba gran parte de los desarrollos buscados para Le Mans. El éxito ha sido tan grande que los germanos se han decidido ahora a incluir dentro de su gama el Audi R8 V10 RWD, adoptando la misma combinación mecánica y, además, actualizando su imagen.

Audi R8 V10 RWD 2020, más deportivo y con propulsión trasera

La imagen se ha actualizado acorde al resto de la gama

Así, este nuevo Audi de propulsión trasera mantiene el bloque V10 de 5,2 litros y 540 CV y disposición central, así como las cualidades dinámicas de un deportivo que ha entusiasmado a los afortunados que han podido tenerlo entre sus manos. Ahora, quienes quieran disfrutar del mismo tendrán que desembolsar 167.790 euros para la versión Coupé y 178.590 euros en el caso del Spyder.

Los más puristas tendrán entre sus manos un deportivo que acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y una velocidad máxima de 320 km/h (3,8 segundos de 0 a 100 km/h y 318 km/h de punta en el caso del Spyder). Para conseguir esto, el peso es de 1.595 kg, ahorrando 65 kg al carecer de la tracción quattro.

Audi R8 V10 RWD 2020, más deportivo y con propulsión trasera

El interior cuenta con una placa que deja claro que estamos ante un propulsión trasera

Estéticamente, el Audi R8 V10 RWD también actualiza su imagen y recibe los últimos añadidos estéticos con los que ya contó la versión quattro. Así, al deportivo lo visten un buen número de aditamentos deportivos con una amplia gama personalizable. El interior cuenta, además, con una placa en la que se lee RWD y deja claro el carácter de propulsión del deportivo.

Así es la versión de competición

Además de esta nueva versión con propulsión trasera, el deportivo también se ofertará como vehículo exclusivamente para circuito bajo el nombre Audi R8 LMS GT4. También contará con propulsión trasera y el bloque V10 de 5,2 litros aunque llega con 495 CV, así como un acabado específico con transmisión de doble embrague.

Publicidad

La puesta a punto es aún más radical en esta versión para garantizar el mejor rendimiento sobre el asfalto, ajustables, además, a las condiciones meteorológicas, de adherencia de los neumáticos o las preferencias del piloto. Además, Audi señala que en el caso de los equipos privados su división deportiva puede trabajar codo con codo con ellos para tratar de garantizar el máximo rendimiento.

Publicidad
También te puede interesar

No hay muchos cambios relevantes, pero el nuevo Audi R8 sigue siendo escalofriante. Su motor V10 ahora anuncia 10 CV más y modifica su nombre de Plus a Performance. Y es que sus prestaciones siguen siendo de primer nivel.

Montar el motor más potente en la versión Spyder del R8 puede parecer una locura o un ejercicio de poderío sin precedentes en Audi. Es el descapotable más rápido que ha tenido nunca la firma de Ingolstadt en su gama.