Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel

Recupera Citroën un compacto puro en dimensiones -4,36 metros de longitud- con este nuevo C4 que nace cubriendo desde el principio todas las opciones mecánicas de combustión –tres gasolina entre 100 y 155 CV y dos diésel con 110 y 130 CV- y de electrificación, gracias a un motor cien por cien eléctrico de 136 CV y 350 km de autonomía.
Juan Carlos Payo -
Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel
Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel

Décima generación de compactos dentro de la gama Citroën a lo largo de sus 101 años de historia. Hace 92 años se lanzó el primer Citroën C4, en 1928. A partir de ahí hemos conocido los Ami 6/Ami 8, GS/GSA, BX, ZX, Xsara, C4 con sus dos generaciones en 2004 y 2010 y el todavía vigente C4 Cactus.

Publicidad

El nuevo Citroën C4 2020 es un compacto, pero con bastante “aires SUV” –más alto llegando a 1,52 metros, con mucha protección plástica y recurriendo a esos airbumps que se habían eliminado del C4 Cactus aunque seguían, más discretos, en C5 Aircross, con una altura al suelo de 15,6 cm superior a los compactos -. El nuevo C4 2020 sustituye al Citroën C4 Cactus en gama, aunque creciendo notablemente en dimensiones -4,17 metros mide el Cactus- que ha jugado un papel más que digno en los últimos seis años, cediendo además el testigo de fabricación en la planta de Villaverde (Madrid) al nuevo Citroën C4.

Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel

Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel

Siguiendo con dimensiones del nuevo Citroën C4, sus 1,8 metros de ancho conviven con una longitud de 4,36 metros, lo que hace de este nuevo C4 más coche, con una batalla de 2,67 metros –como referencia, el Peugeot 2008 de 4,3 m de longitud ofrece una batalla de 2,6 metros-. Más datos para los amantes de las cifras: diámetro de giro de 10.9 m, volumen del maletero de 380 litros y altura del umbral de carga de 715 mm.

En su diseño exterior, el nuevo Citroën C4 2020 es un coche con mucha personalidad, con un aire estético muy tecnológico, quizás con demasiadas aristas y trazos, marcado sobre todo por esa nueva imagen frontal con ese nuevo lenguaje lumínico que nos habían venido avanzando los conceptos CXPerience, Ami One y 19_19 y recién estrenado por el restyling del Citroën C3. Ruedas de gran tamaño en las esquinas –se apuesta mayoritariamente por llanta de 18 pulgadas- para que los voladizos sean los justos y se genere el mayor aplomo visual y dinámico posible, además de posibilitar una distancia entre ejes aprovechable interiormente. Para la trasera, también unas ópticas muy particulares, con una luneta trasera muy inclinada y un pilar C con mínima presencia –sin duda guiño estético al GS, aunque esa verticalidad cortada por un alerón nos llevará al C4 Coupé de 2004-.

Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel

Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel

En el interior del nuevo Citroën C4, ya nos hemos referido a esa mayor altura general y distancia al suelo de la carrocería con lo que el puesto de conducción va más elevado frente a un compacto convencional. Salpicadero muy verticalizado y elegante, con una gran pantalla central de 10 pulgadas y sin borde y una botonería presente pero no en exceso –head up display en color con proyección sobre pantalla, no sobre luneta-. Destacable la cámara de fotos y vídeo integrada en el retrovisor y la carga inalámbrica del móvil. Además, presume el nuevo Citroën C4 del mejor espacio para las rodillas traseras de toda la categoría -198 mm- y monta unos asientos que son verdaderos butacones como se presupone a la etiqueta Adavanced Comfort. El cambio automático no cuenta con pomo y se acciona por medio de una tecla en la zona baja de la consola central o con levas en el volante y se combina con los modos de conducción Eco, Normal y Sport. El maletero destaca no solo por una buena capacidad -380 litros igual que un Seat León o VW Golf, por ejemplo- por un umbral de carga bajo y enrasado (715 mm), por una base con dos posiciones y una amplia boca de carga con formas interiores muy limpias.

A nivel tecnológico, se incluyen los sistemas de seguridad y de ayuda a la conducción ADAS más importantes y efectivos del momento y se combinan con ese objetivo casi obsesivo por parte de Citroën en los últimos años de buscar el confort máximo en forma de una suspensión con Amortiguadores Progresivos Hidráulicos –ya conocidos en C4 Cactus y C5 Aircross-, los antes mencionados asientos especiales y elementos de confort destacados como soportes para tabletas para el copiloto o doble guantera de gran capacidad.

Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel

Al detalle el Citroën C4 2020: eléctrico, pero también gasolina y diésel

Motores del Citroën C4 2020: tres, dos, uno…

Tres motores de gasolina PureTech 100 manual de seis velocidades, PureTech 130 manual o automático y PureTech 155 automático de ocho relaciones. Dos motores diésel BlueHDi 110 con cambio manual de seis marchas y BlueHDi 130 automático de ocho relaciones. Un motor 100% eléctrico de 136 CV (100kW) asociado a una batería de 50 kWh para proporcionar una autonomía de 350 km.

Publicidad

Citroën ë-C4: eléctrico con aire de familia

El Citroën C4 se ofrecerá desde el principio con una opción eléctrica 100%. Recordemos en la historia de finales del siglo pasado aquellos Citroën eléctricos bajo carrocería de AX primero y de Saxo después, y ya más recientemente bajo denominación C-Zero. Ahora convivirá con otro eléctrico 100%, el Citroën Ami. Este Citroën ë-C4 aprovecha la configuración ya conocida y presentada en los** Peugeot e-208 y DS 3 Crossback e-tense**. Así nos encontramos un motor de 136 CV (100 kW) con un par de 260 Nm, para proporcionar una velocidad máxima de 150 km/h y un 0-100 km/h en 9,7 segundos. Su recarga en un cargador ultrarrápido de 100 kW se puede realizar al 80% en 30 minutos. La autonomía inicialmente declarada es de 350 km. Las baterías tienen una garantía de 8 años o 160.000 km para el 70% de su capacidad de carga. También reseñable que este Citroën ë-C4 cuenta con la función de retención especial en cuesta para optimizar la recarga de energía en movimiento.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...