VW reduce beneficios y se ajusta el cinturón

Las noticias no han sido buenas para Volkswagen en 2004. Acaban de conocerse los beneficios de la marca alemana en este año y éstos se han reducido un 28 por ciento. El estricto plan de reducción de costes, lanzado el año pasado, se mantiene.

El grupo automovilístico alemán redujo sus beneficios netos en 2004 en un 28,6 por ciento, quedándose en 716 millones de euros. La facturación, no obstante, se incrementó un 4,9 por ciento, hasta los 89.0000 millones de euros, y se entregaron 5,08 millones de vehículos. El descenso de las ganancias ha provocado que el presidente de la compañía, Bernd Pischetsrieder, vea como necesario el mantener el plan de austeridad “For Motion", lanzado en 2004, que también tendrá repercusiones en la inversión (ésta ya se redujo el año pasado en un 7 por ciento, aunque, según la compañía, no se vio afectada la ofensiva de modelos).Francisco Javier García Sanz, jefe de compras de VW, ha señalado que el descenso de los beneficios ha obedecido a la dura competencia en los Estados unidos, donde la competencia ofrece descuentos de hasta 5.000 dólares por vehículo; al cambio de las reglas en China y a la debilidad de la divisa norteamericana, que ha afectado tanto a Volkswagen como a sus competidores. También ha tenido su influencia la escalada de los precios del acero, que ha obligado a los fabricantes a asumir buena parte de este encarecimiento y a buscar contratos a largo plazo. Siempre que no se cumplen los objetivos de resultados, automáticamente comienzan a surgir los rumores de despidos y regulaciones laborales. Pero, en esta ocasión, Francisco Javier Sanz, se ha encargado de confirmar que Seat mantendrá su plantilla en España, que asciende a cerca de 14.500 empleados. La marca española, perteneciente al grupo Volkswagen, según Sanz, produce a buena marcha y su gama de modelos está teniendo muy buena aceptación.Sanz ha añadido que, a pesar del descenso en la producción de las plantas de Seat, no existen motivos para recortar el número de empleados en la planta de Martorell.Respecto a la factoría de Landaben (Navarra), ha indicado que es una planta muy competitiva y que se está preparando para el lanzamiento del nuevo Polo.