VW Passat, otro cinco estrellas EuroNCAP

El nuevo Passat entra en el selecto club de los cinco estrellas EuroNCAP. La berlina de Volkswagen presume de una carrocería fuerte y de una amplia dotación de airbags. Además, ha hecho notables esfuerzos en mejorar la seguridad de los más pequeños.

VW Passat, otro cinco estrellas EuroNCAP
VW Passat, otro cinco estrellas EuroNCAP

Las berlinas son –en teoría- los coches más seguros. Su carrocería permite absorber más eficazmente los impactos. Sin embargo, el Passat no había conseguido las “5 estrellas" desde que el EuroNCAP empezó sus pruebas allá por el año 1997. Precisamente, en 1997, el modelo de Volkswagen comparecía por primera vez ante estos selectos test de choque y sólo conseguía tres estrellas. Cuatro años después –ya en 2001- la siguiente generación del Passat subía un escalón: cuatro estrellas. Han tenido que pasar otros cuatro años para que el VW Passat logre la máxima puntuación en protección de ocupantes. Además, consigue cuatro estrellas en protección de los niños (todavía ningún modelo ha conseguido cinco estrellas en este apartado). Los expertos de EuroNCAP destacan el airbag frontal desconectable, los anclajes Isofix de los asientos posteriores y los reposacabezas regulables. Sin embargo, el Passat sólo consigue dos estrellas en protección de los peatones. En realidad, tan sólo dos modelos –Seat Altea y Citroën C4- han mostrado más preocupación en minimizar los daños de los atropellos y, por eso, han obtenido tres estrellas en este apartado. La primera que lo logró fue el Renault Laguna en el año 2001. Era el primer coche en obtener este resultado desde que el EuroNCAP empezó sus pruebas. Éstos son los modelos que se han ido uniendo al selecto club.

MODELO AÑO MODELO AÑO
Citroën C5 2005 Mercedes Clase C 2002
Peugeot 407 2004 Renault Laguna 2001/2003
Saab 9-3 / 9-3 Conv 2003 Toyota Avensis 2003
Toyota Prius 2004 Volkswagen Passat 2005
Volvo S40 2004 Audi A6 2004
Lexus GS 300 2005 Mercedes Clase E 2003
Renault Vel Satis 2003 Saab 9-5 2003
El Opel Zafira ha logrado cinco estrellas en el apartado de protección a los ocupantes. La marca germana no se ha sorprendido al conocer la calificación, ya que la arquitectura del chasis de la segunda generación del monovolumen está basada en la del Astra, un coche que también logró la máxima nota en estos tests.Además, la seguridad que el Zafira proporciona a los niños ha merecido cuatro estrellas. El modelo también cumple con la normativa de protección a los peatones que entrará en vigor en la Unión Europea a partir del próximo 1 de octubre, aunque sus resultados en este capítulo no han sido tan llamativos: ha logrado dos estrellas de las cuatro posibles.El modelo más pequeño de Citroën consigue cuatro estrellas en los últimos exámenes del EuroNCAP. Este modelo ha logrado tres puntos en la protección de los niños y dos en la de los peatones. En este segmento, el de los más pequeños, el Renault Modus continúa siendo la referencia con cinco estrellas.
A partir de ahora, decir que un coche ha conseguido cinco estrellas en el EuroNCAP no será noticia: se tratará de un imperativo para todos los fabricantes. En las últimas pruebas de choque, ocho modelos han logrado la máxima puntuación. Eso sí, hubo sorpresas y también algunas decepciones.
No te pierdas nuestro especial.
EuroNCAP (European New Car Assessment Programme) realiza sus tests para intentar simular los accidentes más cotidianos en la vida real. Todos los coches que pasan por sus manos son adquiridos por la organización de forma anónima: así aseguran que las marcas no los han “preparado". Se trata de los mismos vehículos que luego se ponen a la venta. Además, someten a prueba a todas las unidades de la misma forma.
Los lanzan frontalmente a 64 km/h contra una barrera deformable: este test reproduciría el encontronazo con un vehículo que circula en dirección contraria.
Después los empotran a 50 km/h contra otra barrera lateral. El golpe va directamente a la cabeza del maniquí que toma el puesto del conductor.
También se simulan impactos traseros: el coche en movimiento colisiona a 29 km/h contra un poste. Para el atropello, se embiste al “dummie" a 40 km/h. Además, hay un test especial que mide la protección a los niños.