Vuelve Herbie, el Escarabajo más popular

Herbie, el Volkswagen Escarabajo más famoso de la historia, vuelve a la actualidad y a los cines con el estreno de la película “Herbie a tope". Ahora, el pequeño coche creado por Disney se atreve hasta con la durísima Nascar.

Vuelve Herbie, el Escarabajo más popular
Vuelve Herbie, el Escarabajo más popular

El 29 de julio se estrena en los cines españoles la quinta película protagonizada por Herbie, el Volkswagen Escarabajo más popular de la historia del cine. Este legendario coche, icono automovilístico de la década de los 70, regresa a la pantalla grande en “Herbie a tope", realizada por los estudios Disney. La historia es bastante simple. La joven Maggie Peyton (interpretada por la actriz Lindsay Lohan) acaba de graduarse en la universidad y su familia, muy vinculada al automovilismo deportivo, con varios corredores de la Nascar (la popular competición automovilística de los Estados Unidos) en su seno, decide premiarla con la compra de un coche. Así, la llevan a un depósito de chatarra para que elija su obsequio.A pesar de que ella prefiere un coche con carácter deportivo, no puede evitar quedarse con un Volkswagen Escarabajo de aspecto polvoriento. Poco después, descubre que no se trata de un coche convencional, sino que cuenta con vida propia y con una serie de "poderes" que lo convierten en único. Sus virtudes y sus innumerables trucos lo llevarán a competir en la Nascar. El elenco de actores que participan en esta producción, dirigida a los más pequeños de la casa, es bastante conocido. Así, aparte de la protagonista, la citada Lindsay Lohan (conocida por "Chicas Malas"), encontramos a Matt Dillon ("Algo pasa con Mary", "Criaturas salvajes"...), Michael Keaton ("Batman", "Mis dobles, mi mujer y yo"...) y Breckin Meyer ("Garfield"), entre otros. Sin embargo, el verdadero protagonista es, sin duda, Herbie, el Escarabajo con el número 53, al que se le ha dotado de una personalidad propia, llena de expresividad: hace guiños con sus faros, sonríe a través de su paragolpes y muestra su enfado moviendo sus parasoles. La directora de la película, Ángela Robinson, sabía que debía respetar el espíritu legendario de Herbie y adaptarlo al siglo XXI: “Hubo una cosa que tenía clara desde el principio y es que no quería abusar de los efectos generados por ordenador, ya que el personaje de Herbie tenía que ser real. Por ese motivo, utilizamos coches Volkswagen originales de los años 60, a los que posteriormente dotamos de efectos digitales y robóticos. No obstante, parecía tan real que una sentía la tentación de dirigirlo como si fuera un actor más". En el filme, Herbie cuenta con un propulsor de 2.332 cm3 con cerca de 190 CV y un chasis ligero pero sólido para competir de tú a tú con el resto de automóviles V8 de la Nascar. Gracias a su motor, su velocidad máxima es de 212 km/h. Hay que tener en cuenta que el primer Herbie contaba sólo con 36 CV y su velocidad máxima era de 128 km/h. Ésta, como decíamos, no es la primera película que se realiza sobre este coche, sino la quinta, sin contar otros dos filmes hechos para la televisión. La precursora de la serie se estrenó en 1968 con el nombre de “Ahí va ese bólido" (“The love Bug") y, desde el primer momento, fue un éxito para su productora, la Disney. Es curioso cómo se eligió al Volkswagen Escarabajo que protagonizaría la película. Los ejecutivos de los estudios realizaron un casting público entre los empleados. Aparcaron una docena de vehículos de diferentes marcas en la entrada de los estudios para que los trabajadores los evaluaran. Entre los coches seleccionados se encontraban modelos de Toyota, Volvo y, por supuesto, el Escarabajo. Los “examinadores" hacían lo típico: daban pataditas a los neumáticos, giraban el volante de la mayoría de los coches, miraban los faros, etc. El caso del Volkswagen fue la excepción: pues al Escarabajo le acariciaban, le sonreían e, incluso, le hablaban. Ésa fue la mejor prueba para los dirigentes de Disney. Se estima que se prepararon unos 40 Escarabajos para el rodaje de la película, aunque Disney nunca ha querido confirmar este extremo y siempre ha dado la cifra de “al menos 26". Durante las escenas convencionales, se utilizaban Escarabajos con motor Volkswagen, pero, para las secuencias más rácing, había unidades que equipaban los motores del Porsche 356 y, al mismo tiempo, frenos Porsche, amortiguadores específicos, neumáticos deportivos y barras estabilizadoras. Es curioso que, a pesar de su indiscutible estética, que no podía esconder que estábamos ante un Volkswagen, ninguno de los coches que aparecían en “Ahí va ese bólido" portaba el logo de la marca. Eso no sucedería en la secuela “Herbie, un volante loco" (1974). Volkswagen y Disney firmaron un acuerdo por el que compartieron la promoción de la película. Esta segunda parte es considerada como una de las mejores de la serie, pues está llena de acción y de escenas vertiginosas. Como curiosidad, cabe reseñar que se utilizaron para el rodaje Escarabajos de diversas generaciones (1963 y 1966), que se diferenciaban, mínimamente, por el tamaño de su ventana trasera.La tercera película de la serie, “Herbie en el Grand Prix de Montecarlo" (1977), supuso un hito en la carrera de Herbie, pues en ella se le dota de pasaporte, siendo el primer coche de la historia que poseía este carné. Sin embargo, conseguir filmar este tipo de documento no fue nada fácil, pues en los Estados Unidos es ilegal falsificar un pasaporte, incluso en el cine. Para evitar problemas, se pensó que Herbie tuviera nacionalidad alemana, por ser un Volkswagen. Finalmente, los directivos de la Disney tuvieron que apelar a las altas instancias gubernamentales para lograr un permiso para crear ese documento y que Herbier fuera un auténtico "made in USA". Tras esta película, la popularidad de Herbie era tan grande que incluso imprimió las huellas de sus neumáticos en el Teatro Chino de Hollywood.El último film para la pantalla grande que se realizó de Herbie fue “Herbie Torero" (1980), que realmente se llamaba “Herbie goes Bananas". En él, nuestro protagonista se atrevía a navegar por el Canal de Panamá e, incluso, demostrar su habilidad como torero. En esta producción, se utilizaron 26 unidades del coche, a causa del gran número de trucos en los que se veía inmerso. Esta última película recibió bastantes reproches por su aparente falta de calidad y porque, en opinión de los críticos, era sólo una nueva secuela para conseguir una buena recaudación.El fracaso de esta producción supuso el abandono de la serie, pero ahora vuelve, un cuarto de siglo después, a los cines. En este período de tiempo, Herbie, el famoso número 53, ha permanecido en un desguace a la espera de un dueño que lo acogiera y lo hiciera triunfar en la competición. ¿Lo conseguirá? Descúbrelo en tu cine más cercano.