Volvo C30: reVOLVOlución

Sorprendente, innovador, atractivo… Así es el C30, un modelo con el que la marca sueca ofrece su imagen más original, sobre todo en su parte trasera que, a pesar de su aparente modernidad, está inspirada en los veteranos 1800 ES (1971) y el Safety Concept Car (SCC), presentado en Detroit hace algunos años. ¿Quién dijo que los Volvo son coches aburridos?

Volvo C30: reVOLVOlución
Volvo C30: reVOLVOlución

La seguridad del conductor y del resto de ocupantes del vehículo es una de las prioridades de Volvo a la hora de diseñar el C30, por eso está dotado con estructura frontal única, que absorbe la energía en caso de impacto y ayuda a mantener intacto el habitáculo. Dispone también de un sistema inteligente de información para el conductor (IDIS) , que controla continuamente ciertas funciones del vehículo para determinar si quien va a al volante está tomando una curva difícil o está ante una situación que exige toda su atención. En ese caso, retarda la información que pueda distraerle, como mensajes de texto o llamadas entrantes en el teléfono integrado, hasta que la conducción se hace más relajada.Asimismo, dispone de sistemas de protección contra impactos laterales, traseros y contra latigazos cervicales. A ello contribuyen los airbags laterales de los asientos delanteros y los airbags de techo laterales, así como los pretensores con limitadores de carga en los cinturones de seguridad de todos los asientos, entre otras cosas.Aún no los ha incorporado a sus modelos, pero Volvo no para de desarrollar nuevos sistemas para sus vehículos sean cada vez más seguros, como dispositivos que avisan al conductor de posibles colisiones, que le ayudan a mantener la distancia de seguridad y que le advierten de eventuales distracciones al volante.El aviso de colisión con frenado automático (Colision Warning with Auto Brake, CWAB) es capaz de disminuir la velocidad por sí solo cuando el conductor no actúa ante el riesgo de un choque inminente con el vehículo que tiene delante. Volvo ha diseñado también el control de crucero automático ACC, que ayuda al conductor a mantener la distancia de seguridad con el coche que tiene delante. Utiliza para ello un radar sensor que continuamente mide la distancia con el vehículo delantero y adapta la velocidad del automóvil para mantener dicha separación. Para evitar distracciones, tan peligrosas cuando se conduce, Volvo ha diseñado dos dispositivos: la alerta de control del conductor (DAC) y el aviso de invasión de carril (LDW) .No olvidemos que el consumo de alcohol es otra de las principales causas de accidentes de tráfico. Para luchar contra estas prácticas, Volvo ha creado un nuevo sistema, el Alcoguard, que detecta el nivel de alcoholemia del conductor, al igual que otros sistemas incorporados por otros fabricantes, pero la novedad es que utiliza tecnología de pila de combustible. Para poder arrancar el vehículo, el conductor tiene que soplar previamente en la unidad portátil inalámbrica del Alcoguard. El aliento del automovilista se analiza en dicha unidad, que después transmite los resultados mediante una señal de radio al sistema de control eléctrico del vehículo. Si se supera el límite permitido de alcohol en sangre, 0,2 g/l, el motor no arranca. Gracias a unos sensores, no es posible utilizar fuentes de aire externas, como una bomba, para engañar al sistema.Los resultados del alcoholímetro se muestran mediante tres indicadores LED de la unidad portátil: Verde (0,0-0,1 g/l de alcohol, el motor del coche arranca); amarillo (0,1-0,2 g/l de alcohol, el vehículo arranca, aunque el conductor no debería conducir); y rojo (más de 0,2 g/l de alcohol, el motor del vehículo no arranca) . Otra de las ventajas de este sistema es que los resultados del alcoholímetro se guardan hasta 30 minutos después de haber apagado el motor, por lo que el conductor no necesita repetir el procedimiento cada vez que haga una pequeña parada.