Volvo apuesta en firme por la tracción total

AWD es el nombre que recibe en Volvo la tracción total. Con esta novedad, el S60, modelo estrella de la casa sueca, se convierte en el primer Volvo que lleva un esquema de tracción total controlado de forma electrónica. Un sistema Haldex se encarga de los detalles.

Volvo apuesta en firme por la tracción total
Volvo apuesta en firme por la tracción total

Hasta ahora, Volvo sólo tenía una versión del V70 y el Cross Country como ejemplos de tracción total, pero siempre de tipo mecánico tradicional. Con el S60 los AWD (All Whell Drive) de Volvo se pasan abiertamente a la electrónica y los automatismos de gestión.
Esta versión se pondrá de largo en el próximo Salón de Frankfurt, allá por el mes de septiembre. De momento, además de su aspecto externo, sabemos algo más de sus tripas.
En realidad, no estamos hablando de un coche de tracción total permanente o conectable manualmente, sino de un sistema de acople automático del eje trasero. Al igual que Volkswagen con sus 4Motion, Volvo ha recurrido a la tecnología de

Untitled Document

Haldex </font color="#0000FF"> .
Esta empresa sueca ha sido capaz de desarrollar el embrague que lleva su nombre, una serie de discos que acoplan y desacoplan de forma automática la tracción trasera, si se produce una diferencia significativa de la velocidad de giro de los ejes.
En esencia, un sofisticado equipo de sensores detecta cualquier pérdida de motricidad en los ejes e inmediatamente desvía la tracción al trasero. En función de lo grave que sea la pérdida, más par se canaliza hacia atrás. El diferencial Haldex permite que el coche se convierta momentáneamente en un tracción trasera.

Lo que más destaca Volvo de estos mecanismos es su total automatización. Todo funciona sin la intervención del conductor. También hacen hincapié en que los compradores de una berlina deportiva con aptitudes cuatro por cuatro no buscan un vehículo off-road. Considera Volvo que estos conductores apuestan por la estabilidad y el agarre en la carretera, dos conceptos que saldrán muy mejorados gracias al AWD.
En la práctica, gracias a la conexión de estos elementos con el resto de sistemas del coche, se pueden ajustar las tendencias subviradoras o sobreviradoras. Para ello, es suficiente con actuar sobre el software del ordenador que gestiona la electrónica.
Los responsables de la firma sueca quieren que, a final de año, el control de tracción y el de estabilidad estén íntimamente relacionados. Para esas fecha, ya se habrá dotado al S60 AWD de este último componente.

Todas estas novedades se montarán junto al motor ya conocido de tipo RN, una máquina muy renovada que cubica 2,4 litros y ofrece una potencia de 200 CV a 5.100 rpm. El par máximo se sitúa en 290 Nm y se alcanza a 1.800 rpm.
En Volvo esperan que se vendan al menos 9.000 unidades de esta nueva versión a lo largo de su primer año de vida.

Problemas con los cinturones en los S80 y V70
Volvo anunció ayer que procederá a la revisión de los cinturones de seguridad de sus modelos S80 y V70. La marca sueca ha encontrado problemas en los anclajes de estos componentes en vehículos sometidos a control.
Al parecer, las tuercas que sujetan los cinturones a la carrocería se aflojan con el tiempo. Este defecto se ha detectado sólo en los modelos citados y siempre en unidades fabricadas entre finales del año 2000 y el momento actual.
En total, serán revisados 10.000 coches, de los que 3.185 se encuentran en Suecia, mientras que el resto se encuentra esparcido por Europa y Estados Unidos.
Fuentes de Volvo en España aseguran que no se han encontrado fallos en las unidades distribuidas en nuestro país.

Los mejores vídeos