Volkswagen y DaimlerChrysler, presionados por el euro

La entrada del euro ya ha comenzado a repercutir negativamente en algunos productores europeos de vehículos. Los dos primeros afectados por la introducción de la moneda única en todos los países miembros de la Unión Europea, a excepción de Suecia, Dinamarca y Gran Bretaña, han sido el Grupo Volkswagen y DaimlerChrysler, cuyas acciones han caído ostensiblemente.

Untitled Document

El primero perdió un 2,9 por ciento en la cotización de sus valores, mientras que en el caso del segundo el descenso fue del 2,2 por ciento.

Los analistas del sector aseguran que la llegada del euro está haciendo más patente la falta de transparencia de estos constructores a la hora de establecer precios en los doce países miembros. Con una moneda igual para todos, el enmascaramiento ha desaparecido y se puede observar a las claras las diferencias de precios

Estos mismos expertos apuntan a que los constructores de vehículos deberán hacer frente a la presión competitiva reduciendo la distancia entre precios, lo cual podría conducir a la disminución de márgenes de beneficios. El primer aviso ya lo han recibido Volkswagen y DaimlerChrysler.

Precisamente, el grupo con sede en Wolfsburg, como líder del mercado europeo, tendrá que afrontar más crudamente el riesgo de la armonización de precios. Según algunas fuentes consultadas "en ciertos países, deberían bajar sus precios entre el dos y el cuatro por ciento".

Además, cuenta con el factor añadido de que en Alemania, su principal mercado y el más rentable, los precios de sus modelos son hasta un doce por ciento más elevados que en otros países de la Unión. Si termina por depreciar sus vehículos, el riesgo potencial se puede convertir en un problema real para Volkswagen.

Los mejores vídeos