Volkswagen reduce su producción mexicana

El descenso de las ventas de sus productos en los Estados Unidos ha arrastrado en su caída al resto de exportaciones de la compañía al continente norteamericano. Por ello, el grupo ha decidido detener, durante 3 días alternativos, la actividad de su fábrica mexicana, la única que posee en la región.

La filial de la firma germana Volkswagen en México anunció, ayer miércoles, que detendrá la actividad de su factoría en Puebla los próximos 28 de julio y 4 y 6 de agosto para recortar el volumen de su producción.

La fábrica de Puebla es la única que Volkswagen posee en Norteamérica y en lo que va de año ya ha realizado otros seis paros técnicos. En sus instalaciones se fabrican los modelos Jetta A4 y New Beetle que se venden en este mercado.

La portavoz de lVW México, Christine Kuhlmeyer, aseguró que la compañía se ha visto obligada a esta decisión porque las exportaciones del grupo en el continente habían disminuido los últimos meses, debido a una caída palpable de las ventas de sus productos en los Estados Unidos.

"Confiamos en que la situación en los Estados Unidos mejore y calculamos que podremos ajustar nuestra producción en el segundo semestre del año, aunque para ello tenemos que observar muy cuidadosamente el mercado", señaló Kuhlmeyer.

El secretario general del sindicato de trabajadores de la empresa, José Luis Rodríguez, corroboró las palabras de la portavoz, argumentando que las ventas de la compañía en el extranjero habían descendido un 7 por ciento como consecuencia de la desaceleración económica en los Estados Unidos.

Los tres paros anunciados servirán para reducir la producción del Jetta y del New Beetle en 3.900 unidades, señaló el dirigente sindical. Asimismo, 8.500 trabajadores se verán afectados por las suspensiones transitorias, percibiendo tan sólo el 50 por ciento de sus salarios. De todos modos, aclaró Rodríguez, no habrá ningún despido.

Los mejores vídeos