Volkswagen muestra el Touran

En el primer trimestre del 2003, un poco más tarde de lo esperado, estará listo el Touran, el primer monovolumen construido sobre la plataforma del Volkswagen Golf. El coche, definido como un vehículo multiuso, ofrecerá hasta siete plazas y, de partida, tres motores.

Volkswagen muestra el Touran
Volkswagen muestra el Touran

El Touran llega para ocupar un hueco que Volkswagen no tenía cubierto, el de los monovolúmenes de formato reducido. Con una longitud de 4,39 metros, una anchura de 1,79 y una altura de 1,63, el Touran es un Golf al que se le han agrandado bastante las dimensiones para albergar un importante espacio interior en el que hay cinco butacas independientes de serie que, como opción, pueden acompañarse de una tercera fila compuesta por dos asientos más. Estas dos plazas son escamoteables bajo el fondo del maletero. Cuando están escondidas, el maletero permite llevar un volumen de carga de 600 litros.

Volkswagen ha estudiado concienzudamente el espacio disponible de forma que la distribución sea lo más versátil posible. Los asientos se pueden combinar de 500 formas distintas y por todas partes aparecen hasta 39 huecos y cajones donde depositar cualquier objeto. En la firma aseguran que la calidad de los acabados está a la misma altura del resto de modelos.
El Touran llegará, como es habitual en la marca, en tres acabados distintos. El más básico ya cuenta con cierre centralizado con mando a distancia, espejos calefactados y elevalunas eléctricos en las ventanillas delanteras.

Motores FSI
Cuando se ponga a la venta, el Touran contará con tres motores entre 100 y 136 CV. Volkswagen no especifica el reparto de mecánicas, pero, en principio, habrá motores TDI (posiblemente de 100 y 136 CV) y un FSI (inyección directa de gasolina) que rendirá sobre los 110 CV (el mismo motor que acaba de estrenar el Audi A2).

Todas estas máquinas, calificadas de "muy ahorradoras", se combinarán con un cambio manual de seis velocidades y, opcionalmente, con uno automático de mando secuencial también con seis relaciones.

Volkswagen ha retocado bastante el bastidor del Golf para hacer el Touran. Tanto que incluso lo considera un chasis completamente nuevo. Aparte del aumento de tamaño, se ha realizado un importante trabajo en las suspensiones con un conjunto trasero de cuatro brazos. La dirección será electro-mecánica. La firma asegura que el resultado será un coche "extremadamente ágil".
El apartado de seguridad reúne airbags frontales y laterales, reposacabezas activos para la primera y segunda filas de asientos y cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje para las siete butacas. La seguridad activa comprende discos de freno ventilados en el eje delantero y macizos en el trasero, ABS con asistencia a la frenada de emergencia y control de estabilidad ESP.

El Touran, cuyo nombre hace referencia a su tamaño ("Tour") y su multifuncionalidad ("an", igual que su primo mayor, el Sharan), se fabricará en la planta central de Wolfsburg, el corazón del imperio Volkswagen. Allí, 3.500 empleados reciben formación a toda velocidad para empezar a montar cuanto antes el nuevo modelo.