Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020

Un comunicado de prensa de Volkswagen señala, aséptico, que “la marca confía en cumplir con los límites europeos 2020". ¿Qué menos?, pensaría cualquier persona ajena al sector del automóvil...

Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020
Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020

El reto de cumplir con los requisitos impuestos para el CO2 a la flota de coches que venda cada marca a partir de 2020 –menos de 95 gramos por km- es enorme, para la mayoría de fabricantes de automóviles. Cuando Volkswagen anuncia que “confía en cumplir con los límites", significaría que la emisión media de CO2 de sus coches debería reducirse en “25 gramos por kilómetro en el año en curso". Para que todos lo entendamos, significaría que tendrían que disminuir el consumo de todos sus coches en torno a 1 litro/100 km el consumo. Y lo ponemos en condicional, porque no lo harán. Cuentan con un comodín, el coche eléctrico con el quieren reinventar la marca, el Volkswagen ID.3.

El ID.3 es el primer eléctrico de la plataforma eléctrica MEB y, a pesar de rumores, Volkswagen insiste en que las primeras entregas se harán en verano. Luego vendrá el SUV ID.4, pero en esta ocasión solo ha precisado “después". Con sus cero emisiones de CO2, que además computan doble por cada uno de ellos que vendan, cumplirán con Bruselas. Confían en poder vender muchos, con unos precios agresivos: “El precio ya no será un argumento en contra, sino a favor del coche eléctrico", decía Silke Bagschik, la responsable de ventas y marketing de e-movilidad en Volkswagen, refiriéndose a sus versiones básicas. Necesitarán que sea así, cuando “para 2025 estaremos vendiendo, al menos, 1,5 millones de coches eléctricos al año", decía el comunicado de la pasada semana.

¿Modificar límites de CO2? Nada oficial

Todo lo anterior contrasta con la reacción de otros fabricantes. Medios franceses señalan que algún fabricante ya pide que se rediscuta la consecución de los límites de CO2 con Europa. Como Volkswagen,la gran mayoría de fabricantes se han visto obligados a cerrar sus plantas, entre una y dos semanas, por el momento. Para esto, sí que ACEA, la patronal europea del sector, se ha pronunciado: ayudas para garantizar la supervivencia cuando la crisis acabe parece más imperioso que las posibles multas por incumplimiento del límite de CO2. No hay suministro para ensamblar coches, pero tampoco parece tiempo para compradores (concesionarios cerrados, compradores confinados), en medio de la incertidumbre.

En China ya se sabe lo que sucedió en las primeras semanas del brote, las ventas cayeron más del 90 por ciento. Un fabricante como Hyundai recientemente ha comunicado una caída del 97 por ciento allí. Habrá que esperar a conocer los resultados en Europa, hay estimaciones de un 20 por ciento en el semestre, 10 por ciento de caída de ventas en el año, pero ¿con qué escenario?, pues dependerá de la duración de la pandemia. En enero y febrero las ventas en Europa cayeron un 7,5 y un 7,4 por ciento respecto a 2019, según ACEA, la asociación de fabricantes europeos. La caída en España fue de un 6 por ciento respecto a los dos primeros meses de 2019. Volkswagen fue menos precisa en su reciente comunicado, “hay signos de ventas en declive en Europa".

"Un cambio de la dimensión de la revolución industrial"

La culpa no es solo del coronavirus. Fue el jefe de Volkswagen, Herbert Diess, quien desde hace muchos meses hacía saltar alarmas. En octubre, declaró que en diez años las probabilidades de que industria del automóvil alemana estuviera entre las mejores del mundo, solo era un 50/50. El mismo Diess a principios de año, ya con el brote en marcha, en el consejo de dirección, apretaba a todos los actores en su propia casa, para que su ID.3 eléctrico “impactara en calle", aunque para ello se tuvieran que “enfrentar a desafíos propios de una start-up". Reconocía el desafío del software, de la complejidad electrónica, “la tarea más compleja que Volkswagen tuvo nunca en mente". Severa afirmación de quien concluía enero su alocución con que estábamos ante un cambio de la dimensión de la revolución industrial.

Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020

Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020

En realidad, el comunicado del miércoles de VW saltó cuando aún Merkel no había hablado, ni el presidente del instituto IfW de Economía Mundial, con su “la madre de todas las recesiones". Pero Diess parece que el escenario lo tenía ya descontado, cuando en esa reunión del consejo a mediados de enero señalaba que “la tormenta solo ha comenzado". El objetivo de Volkswagen, que ha ido desgranando durante meses, es el tránsito a un modelo de negocio de tecnología digital. No lo ocultaba, con ofertas de empleo en búsqueda masiva de ingenieros de software. Ya van 3.000 expertos digitales contratados para la organización Car.Software (CSO), que se encargará de tres pilares: sistemas operativos para coches, ecosistemas digitales y nuevos servicios de movilidad. Desarrollará software para todo el grupo, como recordaba Audi también en su comunicación de resultados anual.

Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020

Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020

Todos los coches del grupo funcionarán con un único sistema operativo standard, “vw.os", una plataforma de software con todas las funciones básicas que arrancará con el ID.3. También buscan socios para este sistema operativo, y medios alemanes como manager magazin apuntan a que Daimler podría ser uno de ellos. En CSO habrá en 2025 más de 10.000 ingenieros de software, empresa que, junto con el cambio digital y la electrificación constituyen la apuesta de futuro de Volkswagen. El conocimiento quedará en casa, de manera que de realizar solo el 10 por ciento del software en la actualidad, esperan desarrollar el 60 por ciento del software en 2025. Eso sí, ya advierten que en 2023, la digitalización hará que “antes de 2023 hasta 4.000 puestos de trabajo administrativos serán eliminados, mientras que se planean 2.000 nuevos trabajos digitales".

Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020

Volkswagen cumplirá los límites de CO2 de 2020

En 2019 el grupo Volkswagen totalizó 6,3 millones de vehículos vendidos -lejos de aquellos tiempos de 8 millones de vehículos-, que juzga como buenos resultados. Quizá sea por la que está cayendo y por la reorientación que quiere que tome su empresa, hacia “un negocio de tecnología digital": “El tiempo del fabricante de coches clásico ha terminado", decía Diess en enero. Y si lo dice Volkswagen…