Villaverde ya monta el Citroën C3

El C3 está a punto de ponerse a la venta y en Villaverde, Madrid, ya han comenzado su montaje. Para fabricar este utilitario, la planta de Citroën ha puesto al día no tan sólo a sus máquinas, sino también a su personal, al que ha destinado más de 23.000 horas de formación en Robótica.

Villaverde ya monta el Citroën C3
Villaverde ya monta el Citroën C3

De la planta madrileña saldrán al día entre 300 y 350 unidades del C3, el nuevo utilitario de Citroën que por precio (entre 11.200 y 15.670 euros; 1.863.523 y 2.607.269 pesetas) y por tamaño (1,67 metros de ancho, 1,52 metros de altura y 3,85 metros de longitud) se sitúa entre el Saxo y el Xantia.

Para hacer frente a este nuevo encargo, esta fábrica, que simultaneará el montaje con la producción del Xsara, ha renovado su equipamiento tecnológico. Se han incorporado a las nuevas líneas de montaje 83 robots de última generación, 87 nuevas pinzas de soldadura motorizadas, 26 autómatas de gran capacidad, 2 nuevos conformadores y nuevas estaciones de punzonado y de control geométrico por láser.

Con este arsenal tecnológico, Citroën también ha tenido que hacer un esfuerzo en formación y, según afirma, ha dedicado a sus trabajadores más de 23.300 horas de formación en Robótica, además de las 79.000 impartidas en otras materias.

La marca asegura que los trabajadores también se beneficiarán del nuevo sistema de montaje impuesto en este modelo, ya que la carrocería se desplaza verticalmente y los operarios pueden adaptarla a la altura que les resulte más cómoda para trabajar.

Además, en Villaverde se ha hecho un esfuerzo para que el proceso de fabricación de este nuevo vehículo sea "más limpio". Así, se ha incorporado un nuevo autómata de control para supervisar la depuración de aguas de la planta de pintura y se han instalado nuevas calderas de gas natural, que reducen las emisiones contaminantes.

El C3 es el primer vehículo que el grupo PSA (Peugeot-Citroën) montará totalmente en la plataforma 1, la de vehículos pequeños, y también será fabricado en la planta francesa de Aulnay. La compañía espera vender este año 160.000 unidades en todo el mundo, de las que 20.200 corresponderán a nuestro país.