Víctimas de Accidentes consideran a Ortega Cano responsable del siniestro

La Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA) ha asegurado hoy que el torero retirado Ortega Cano ha sido el responsable del accidente de tráfico en Sevilla que ha costado la vida al conductor del otro vehículo implicado y que ocasionó heridas muy graves al diestro.

El presidente de la Asociación, Francisco Canes, ha explicado a Efe que en la junta directiva que han celebrado hoy han analizado este siniestro y han concluido que, según la información que han recabado, el torero ha sido el responsable de lo ocurrido.

Tras manifestar su deseo de que Ortega Cano se recupere cuanto antes de las heridas que sufre, Canes ha señalado que exigirán una 'condena adecuada' por el 'daño causado' y por la 'imprudencia' que cometió el torero.

El presidente de la asociación ha lamentado que 'se pone el objetivo sobre el torero y no sobre la víctima', un hombre de 48 años y vecino de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) que murió en el acto tras la colisión entre el turismo que conducía y el todoterreno de Ortega Cano.

Además, ha ofrecido 'todo el apoyo' de la asociación a la familia de la víctima mortal del siniestro, que ocurrió el pasado viernes por la noche en el kilómetro 28 de la carretera A-8002.

En el atestado policial que está ultimando la Guardia Civil, se indica que el accidente, según las primeras investigaciones, ocurrió por una velocidad inadecuada y que presuntamente fue el torero el que invadió el carril contrario.

Según una primera evaluación de los agentes que recogieron los datos generales del siniestro en el denominado formulario arena, la causa del accidente fue una velocidad inadecuada.

Este es el motivo, según esas primeras pesquisas, por las que el coche del diestro, un 'Mercedes' todoterreno, invadió el carril contrario y colisionó de frente con otro vehículo, un Seat Altea, cuyo conductor murió en el acto. Ambos conductores llevaban el cinturón de seguridad.

El impacto fue tan violento que sacó de cuajo el motor de este segundo coche, con el que chocó un tercer vehículo, una furgoneta Citroen C-15.