Venezuela ''asusta'' al mercado petrolífero

La OPEP acaba de recortar su producción y el crudo –inmediatamente- se ha puesto por encima de los 28 dólares, el precio que la propia organización pone de tope para el barril. Sin embargo, no todo queda ahí: Hugo Chávez, presidente de Venezuela (el único miembro no árabe del cártel), ha insinuado que esos baremos podrían revisarse en breve.

Los carburantes bajan tras el descenso en el precio del crudo
Los carburantes bajan tras el descenso en el precio del crudo

Cada vez que la OPEP actúa tiene en mente cuatro dígitos: 22-28. Se trata del precio en dólares del barril que ellos consideran apropiado. Cualquier fluctuación, por arriba o por abajo, es corregida de inmediato desde los pozos petrolíferos: se pone más o menos crudo en el mercado. Sin embargo, esa barrera ha sido puesta en duda por el beligerante Hugo Chávez, el presidente venezolano. Según ha asegurado, se están planteando un límite de 25-32 dólares. El anuncio ha pillado por sorpresa al mercado internacional, que acababa de recibir con una nueva subida de precios el último recorte de producción efectuado por la OPEP y vigente desde el pasado uno de noviembre. Pero Chávez no parece contar con el apoyo suficiente: ya se han desmarcado de las opiniones del presidente venezolano los otros miembros de la Organización. Todos apuntan a que habrá en breve otro recorte de la extracción de crudo, pero tocar los precios no es una medida demasiado popular y casi seguro que pocos países se atrevan a retar de forma tan directa a las economías occidentales. Además, primero tiene que contar con el apoyo incondicional de otros productores no afiliados en sus líneas; en especial, Rusia, Noruega y México. A pesar de que las relaciones con el gobierno ruso son de lo más cordiales (en los últimos meses, este país ha firmado numerosos acuerdos con Arabia, principal motor de la OPEP), todavía no se puede fiar de que siga sus mandatos: el pasado mes de septiembre, Rusia aumentó –de espaldas al cártel- su producción en un 11 por ciento, alcanzando los 8,73 millones de barriles al día.